CONTRATAR A PERSONAS QUE HAN SIDO MARGINADAS PODRÍA SER SOLUCIÓN PARA LA ACTUAL ESCASEZ DE TRABAJADORES

Estados Unidos sigue enfrentando una importante crisis de mano de obra. Son diversas las industrias que han sido golpeadas, por la falta de trabajadores que se sumen para hacer que las empresas funcionen como deben, o al menos como esperarían los empleadores. 

Los expertos creen que la escasez de mano de obra se debe a problemas que incluyen los temores de COVID-19, los generosos subsidios por desempleo, las tasas de inmigración más bajas y los trabajadores que se niegan a aceptar salarios bajos. 

El Departamento de Trabajo anunció que un récord de 4,4 millones de estadounidenses renunció a sus trabajos en septiembre, superando el récord anterior de 4,3 millones establecido en agosto.

Parece que los bonos de contratación y los mejoras en los beneficios no han sido suficientes como para lograr cubrir las miles de vacantes. 

Es por ello que, un artículo publicado en Newsweek sugiere que una ayuda para salir de la crisis por la escasez de trabajadores, sería contratar a aquellos que han sido marginados durante años como aquellas que ya cumplieron una condena.

Tan solo en julio de este año, Estados Unidos se enfrentaba a poco más de 10 millones de vacantes sin poder cubrir. Esto resulta ser una limitante importante para las empresas, ya que no tienen la capacidad suficiente para atender a sus clientes, para volver a los niveles de empleo que había antes de la pandemia del coronavirus.

De acuerdo con los expertos de Newsweek, el continuado paso de la pandemia está incrementando el panorama y en vez de vislumbrarse una salida a corto plazo, parece que el problema puede ser duradero.

Además, a esta situación se le suma el hecho de que la generación de “milenials” no es un grupo de la población con el que se pueda seguir contando en el futuro, ya que diversos de ellos comienzan a prepararse para ser emprendedores independientes. A esto se le suma el hecho de que, en promedio, se estima que aproximadamente se jubilarán 10,000 personas cada día durante los próximos 10 años en los Estados Unidos.

Así que, de acuerdo al artículo de Newsweek, tal vez sea el momento de considerar a toda esa población que ha sido marginada por décadas, incluidos aquellos que actualmente están totalmente fuera de la fuerza laboral. En estos grupos se estarían tomando en cuenta a los ciudadanos que son adultos mayores o de la tercera edad, a los padres que tienen dificultades por no tener quien cuide a sus hijos, a aquellos que sus niveles de pobreza les han limitado el panorama laboral y aquellos que tienen antecedentes penales.

Según las cifras de Newsweek, actualmente hay un universo de 19 millones de estadounidenses que tienen una condena por un delito grave, pero, muchos millones más cuentan con una condena por un delito menor, lo que sería una barrera menor para ingresar a estas personas a la fuerza laboral de Estados Unidos.

Cada año 600 mil personas salen de prisión luego de haber cumplido sus condenas. Una situación debería tomarse en consideración.

Si bien algunos expertos creen que la escasez de mano de obra es un problema temporal que desaparecerá con la pandemia de COVID-19, otros creen que el problema aún no se ha comprendido por completo por los economistas. 

 

Edición de esta semana
RECORDANDO A MARTIN LUTHER KING, JR.: LUNES 17 DE ENERO
El lunes 17 de enero se celebra el Día de Martin Luther King Jr., dispuesto para cada tercer lunes de cada enero más cercano a su natalicio.   / ver más /
La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) amplió la autorización de uso de emergencia para el refuerzo (booster) de la vacuna de Pfizer contra el covid-19 a menores de 12 a 15 años.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Build Back Better (Reconstruir mejor), es la propuesta de una ley por Joe Biden, para crear un futuro mejor para Estados Unidos, pero que enfrenta la obstrucción republicana y tendrá que capear la mala fe, mala lógica y mala aritmética de sus opositores.   / ver más /