OLEADA DE MIGRANTES EN LA FRONTERA TIENE A LA ADMINISTRACIÓN BIDEN A LA DEFENSIVA
ADVIERTEN “LA VERDAD ES QUE LA MAYORÍA NO VA A CALIFICAR PARA RECIBIR ASILO. LA FRONTERA ESTÁ CERRADA”
17798A.jpg

La máxima autoridad migratoria del gobierno, Alejandro Mayorkas, ha negado que sea una crisis el aumento de niños cruzando la frontera solos, pero reconoce la situación como angustiosa.

Reconoció la profundidad del problema, pero insistió en que está bajo control y que no revivirá una práctica de la era Trump de expulsar inmediatamente a los menores.

El número de migrantes detenidos en la frontera ha aumentado de manera constante desde abril del año pasado, y la administración Biden aún está expulsando rápidamente a la mayoría de los adultos solteros y familias en virtud de una orden de salud pública emitida por el presidente Donald Trump al comienzo de la pandemia del Covid-19. Pero está permitiendo que los adolescentes y los niños se queden.

Ha puesto al presidente Joe Biden en una situación difícil, criticado por los republicanos por lo que ven como un estímulo para que más inmigrantes crucen la frontera ilegalmente y por algunos demócratas por la detención prolongada de menores. También es un desafío para su esfuerzo por reformar las políticas de Trump que buscaban restringir tanto la inmigración legal como la ilegal y que puede convertirse en una emergencia en la frontera.

En febrero, las autoridades fronterizas interceptaron a 9.457 menores en la frontera, un aumento del 60% con respecto a enero (5.858).

Las cifras superan las de marzo de 2019 pero todavía no se acercan a mayo de ese año, que vio el mayor número de ingresos de niños, casi 12.000.

Activistas y políticos demócratas han expresado preocupación por el modo en que los menores de edad están siendo retenidos.

Los niños que arriban solos a la frontera son primero procesados por la Patrulla Fronteriza y son transferidos a celdas administradas por la Agencia de Aduana y Patrulla Fronteriza (CBP) donde solo deben permanecer por 72 horas, pero se ha reportado que miles de niños han pasado detenidos más de las horas reglamentarias.

Después asume la responsabilidad el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) que atiende las necesidades del niño.

A cada niño se le asigna un trabajador social y la agencia se encarga de examinar a las familias patrocinadoras que acogerán a los menores de edad mientras sus casos son adjudicados en tribunales de inmigración.

Durante este periodo de revisión, el gobierno debe proveer vivienda y cuidado, incluida educación, para los niños hasta que puedan ser entregados a familiares u otros guardianes.

Los refugios del HHS tienen una capacidad de 13.000 camas para albergar a los menores.

El gobierno ha sido cuestionado luego de que medios locales reportaron que el lunes 8 de marzo, 3.200 niños migrantes estaban en celdas de la Patrulla Fronteriza y que la mitad llevaban más de 72 horas retenidos. Casi 170 de ellos eran menores de 13 años, según reportó CBS.

Estas celdas, conocidas popularmente como “hieleras”, son inapropiadas para retener a niños, según advierten activistas e informes gubernamentales de años anteriores.

A mediados de febrero, el gobierno reabrió la primera instalación de emergencia, usada en durante los años de Trump, que consiste en grandes carpas en una zona de Texas cerca de la frontera con México para albergar a 700 adolescentes.

La gran diferencia con respecto al gobierno de Trump, es que más niños están siendo admitidos en suelo estadounidense en lugar de expulsados bajo una orden de salud pública por causa del covid-19.

Sin embargo, la orden todavía sigue siendo empleada para expulsar familias y adultos.

Roberta Jacobson, asistente especial de Biden y coordinadora para la frontera con México, dijo que el aumento de llegadas a la frontera ocurre como respuesta a un sentimiento de mayor esperanza hacia una política más humana.

Pero Jacobson advirtió: “La verdad es que la mayoría no va a calificar para recibir asilo. La frontera está cerrada”. 

 

Edición de esta semana
ARKANSAS ABRE LA VACUNACIÓN PARA TODOS LOS MAYORES DE 16 AÑOS Y FINALIZA EL MANDATO DE LA MASCARILLAS
El gobernador Asa Hutchinson anunció el martes 30 que la elegibilidad para recibir la vacuna contra el Covid-19 se ha abierto a todos los residentes de Arkansas de 16 años o más, y que se ha levantado el mandato estatal para la obligación de usar mascarillas en todos los lugares públicos. Para  hacer una cita llame al 1-800-985-6030.   / ver más /
Celebrando el centenario de Baptist Health, la organización de atención médica  está fortaleciendo su capacidad para servir a las comunidades más allá de los centros médicos con el lanzamiento de una nueva Unidad de Salud Móvil que ofrecerá vacunas de COVID-19 para ayudar a que más habitantes de Arkansas se vacunen haciendo diferentes paradas en todo el estado.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La elección de noviembre 2020 fue un triunfo para la democracia participativa, con un récord de 74,216,154 estadounidenses que votaron por Donald Trump y, afortunadamente, un récord aún mayor de 81,268,924 que eligieron a Joe Biden.   / ver más /