El sábado 10 a medianoche adelantan relojes en una hora
1776A.jpg
Los estadounidenses pasarán al horario de verano este año tres semanas antes de lo habitual, lo que despierta temores a un fallo informático a gran escala parecidos a los que se suscitaron en el paso al año 2000.
El horario de verano comenzará el fin de semana del 10-11 de marzo este año en Estados Unidos, en lugar de durante el primer fin de semana de abril, como era normal hasta ahora.
Este cambio, impuesto por una ley energética del 2005, pretende reducir el consumo de electricidad: los estadounidenses vivirán así con el horario de verano desde el segundo domingo de marzo hasta el primero de noviembre, y no desde el primer fin de semana de abril al último de octubre.
Para muchos esto se traducirá simplemente en el cambio de los relojes o en las computadoras más antiguas que no pasan automáticamente al horario de verano, pero esta maniobra supone problemas para toda una serie de funciones informáticas que necesitan una puesta al día de los programas.
La retirada de dinero de los cajeros automáticos o los pagos con tarjeta bancaria podrían ser grabados en la hora incorrecta. Las órdenes bursátiles podrían no ser ejecutadas en el momento correcto y los horarios de los aviones podrían verse afectados si las compañías aéreas extranjeras no ponen su sistema al día.
Algunos analistas no dudan en comparar esta situación con el paso al año 2000, que necesitó cambiar o poner en hora los sistemas informáticos desfasados. Pero a la inversa del año 2000, que focalizó la atención de ciudadanos y medios de comunicación durante días antes, muchas empresas están hoy mal preparadas.
Se está pensando en comprobar el cambio correcto en las computadoras, pero “¿qué hay de los teléfonos móviles, de los asistentes personales, de los fax, de los ‘routers’?
Microsoft afirma que las computadoras equipados con Windows Vista o con las últimas actualizaciones de XP pasarán al horario de verano sin problema. Para las versiones más antiguas el grupo informático ha difundido instrucciones precisas.
Edición de esta semana
¡CADA VEZ MÁS LATINO EL SOUTHWEST DE LITTLE ROCK!
Por Michel Leidermann
Muchos de los nuevos latinos que comenzaron a llegar a Little Rock a inicios de los años 80, decidieron asentarse en la zona Sudoeste o Southwest en inglés, un barrio que básicamente se sitúa al sur de la Colonel Glenn Rd./Asher Ave. de la ciudad, porque se dieron cuenta que era una zona tranquila y con viviendas a precios razonables.   / ver más /
El número de casos confirmados en Arkansas ha aumentado a 218 con 2 muertes, informó el Departamento de Salud de Arkansas el martes 24 al mediodía y el gobernador Asa Hutchinson dijo que espera que la propagación del virus en el estado alcance el máximo en 6 u 8 semanas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La situación con el coronavirus ha cambiado dramáticamente en las últimas semanas. Estamos en medio de una pandemia mundial, y EE.UU. verá una escalada aún más dramática en las próximas semanas.   / ver más /