¿ES SEGURO REABRIR LAS ESCUELAS? 
EXPERTOS EN ENFERMEDADES PEDIÁTRICAS AFIRMAN QUE SI BAJO CIERTAS CONDICIONANTES
17746A.jpg

En muchos distritos hay debates inquietados sobre la reapertura de las escuelas. Pero en una encuesta la mayoría de los especialistas en enfermedades infecciosas pediátricas, estuvieron de acuerdo en que no hacen falta vacunas para reabrir las escuelas primarias.

Muchas de las precondiciones comunes que se han manejado para abrir las escuelas —entre ellas vacunar a maestros o estudiantes y bajas tasas de contagio en la comunidad— no son necesarias para dar clases presenciales de manera segura, fue el consenso en una encuesta de expertos 

Un grupo de 175 expertos en salud pública— estuvieron de acuerdo en que ahora era seguro abrir las escuelas primarias a tiempo completo para la enseñanza presencial. 

Algunos dijeron incluso que esto también aplica en comunidades en donde hay infecciones generalizadas de COVID-19, siempre y cuando se tomen medidas básicas de seguridad. Las más importantes, dijeron, es el uso universal de mascarillas, el distanciamiento físico, la ventilación adecuada y evitar actividades numerosas.

Las escuelas solo deben cerrar cuando hay casos de COVID-19 en la misma escuela en sí, dijeron casi todos.

En gran parte, las respuestas corresponden a los lineamientos actuales de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), que son un reflejo de la evidencia científica significativa de que las escuelas no son un foco importante de propagación para niños ni adultos. 

Pero el consenso de los expertos en la encuesta contradice la postura de varios formuladores de políticas, administradores escolares, grupos de padres y sindicatos de maestros. Algunos en estos grupos han indicado que no desean volver a los edificios escolares el próximo otoño, cuando es posible que los maestros ya puedan ser vacunados, aunque no así la mayoría de los estudiantes. 

Algunos distritos escolares han enfrentado una feroz resistencia a la reapertura, sobre todo en las ciudades más grandes, en donde los maestros han amenazado con irse a la huelga si se les exige volver a los establecimientos escolares.

Y algunos expertos estuvieron de acuerdo en que las escuelas abiertas representan riesgos, en particular para los adultos que laboran en ellas y dijeron que muchos lugares de Estados Unidos no habían controlado el virus lo suficiente como para abrir de manera segura.

Alrededor de la mitad de los estudiantes de Estados Unidos siguen en clases remotas y aunque la mayoría de los distritos ofrecen al menos algún tipo de aprendizaje presencial y cada vez hay más que intentarán reabrir esta primavera, muchos solo ofrecen esta modalidad solo unas cuantas horas al día o unos días a la semana.

El desajuste entre las recomendaciones de los expertos y las reglas que gobiernan la apertura de escuelas en muchos distritos es un reflejo de consideraciones políticas y demandas sindicales, pero también de cómo ha cambiado la comprensión del virus que tienen los científicos. 

Muchas políticas escolares se desarrollaron hace meses, antes de la creciente evidencia de que la COVID-19 no se propaga fácilmente en las escuelas que adoptan precauciones básicas de seguridad. Los lineamientos podrían cambiar nuevamente por la preocupación de que las nuevas variantes del coronavirus interrumpan los planes de las escuelas para abrir esta primavera u otoño.

La medida en la que hubo mayor consenso fue en requerir cubrebocas para todos. Todos los que respondieron la encuesta dijeron que las mascarillas eran importantes y muchos dijeron que se trataba de una solución simple que podía ayudar a que fuera menos esencial cumplir con otros requisitos.

La mitad de los expertos dijeron que para volver completamente a las escuelas sin precauciones —sin cubrebocas, con aulas llenas y restableciendo todas las actividades— se requeriría que todos los adultos y niños de dicha comunidad tuvieran acceso a vacunación. 

Pero no todos estuvieron de acuerdo en que los niños más pequeños deben estar vacunados para volver a la vida escolar. 

Los expertos también cuestionaron otra estrategia empleada por muchos distritos que están abiertos o que planean abrir esta primavera: abrir a tiempo parcial para grupos fijos y reducidos de estudiantes que acuden de manera alternada la escuela para reducir la ocupación de los salones de clases y maximizar la distancia entre las personas. 

Limitar el tiempo que los alumnos pasan en la escuela aumentaba otros riesgos como impedir el desarrollo social de los niños, interrumpir las rutinas familiares y aumentar la posibilidad de que los niños se expongan a un grupo más grande de personas fuera de las escuelas.

Los expertos expresaron una profunda preocupación por otros riesgos que corren los estudiantes cuando se quedan en casa, entre ellos depresión, hambre, ansiedad, aislamiento y pérdida de aprendizaje.

“La crisis de salud mental causada por el cierre de las escuelas será una pandemia peor que la Covid”, comentó Uzma Hasan, jefa de división de enfermedades infecciosas pediátricas en RWJBarnabas Health en Nueva Jersey. 

 

Edición de esta semana
ARKANSAS ABRE LA VACUNACIÓN PARA TODOS LOS MAYORES DE 16 AÑOS Y FINALIZA EL MANDATO DE LA MASCARILLAS
El gobernador Asa Hutchinson anunció el martes 30 que la elegibilidad para recibir la vacuna contra el Covid-19 se ha abierto a todos los residentes de Arkansas de 16 años o más, y que se ha levantado el mandato estatal para la obligación de usar mascarillas en todos los lugares públicos. Para  hacer una cita llame al 1-800-985-6030.   / ver más /
Celebrando el centenario de Baptist Health, la organización de atención médica  está fortaleciendo su capacidad para servir a las comunidades más allá de los centros médicos con el lanzamiento de una nueva Unidad de Salud Móvil que ofrecerá vacunas de COVID-19 para ayudar a que más habitantes de Arkansas se vacunen haciendo diferentes paradas en todo el estado.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La elección de noviembre 2020 fue un triunfo para la democracia participativa, con un récord de 74,216,154 estadounidenses que votaron por Donald Trump y, afortunadamente, un récord aún mayor de 81,268,924 que eligieron a Joe Biden.   / ver más /