NO HABRÁ UN RETORNO A LA ANTERIOR NORMALIDAD DICEN LOS EXPERTOS. 
17327A.jpg

A medida que 2020 avanza en su lucha contra el Covid-19 y probablemente infecte el 2021, es relevante un hecho extraño: lo más probable es que las cosas nunca «vuelvan a la anterior normalidad».

Poco a poco estamos asimilando que los cambios serán permanentes. Si el trabajo, permanecerá desde casa. O si visitaremos el supermercado menos veces, pero gastaremos más. Si aceptamos que llevar una mascarilla en la calle todo el tiempo. Que si dar la mano y abrazar será menos común. Si la mayoría de las interacciones diarias se continuarán mediante videoconferencia en lugar de en persona.

“Cinco años de cambio en seis meses” es un eslogan común para la pandemia. La interrupción ha trastornado vidas con puestos de trabajo perdidos y familiares que viven solos o quizás murieron sin despedirse de sus seres queridos.

El peligro deriva de anhelar la normalidad anterior en lugar de seguir trabajando en cómo lidiar con lo la continuidad del coronavirus. La tendencia humana a creer que el cambio es temporal y que el futuro volverá a parecerse al pasado en lo que a menudo se denomina «la tranquilidad de normalidad».

Las personas que no se adaptan al cambio creen que lo que recuerdan como «normal» volverá. Y retrasarán la modificación de sus rutinas o perspectivas diarias. 

 

Edición de esta semana
JOYCE ELLIOT, PARA CONGRESISTA EN WASHINGTON D.C.
Joyce Ann Elliott (nacida el 20 de marzo de 1951) creció en la pequeña comunidad de Willisville, en el condado de Nevada, Arkansas, donde se graduó de la escuela secundaria rural, en una clase con sólo 9 estudiantes. Joyce fue la segunda alumna negra en graduarse de la escuela. Su hermana mayor, Carolyn, fue la primera.   / ver más /
Daisy Bonilla es la candidata demócrata para el escaño del Distrito 93 de la Cámara de Representantes de Arkansas que actualmente tiene ocupa el republicano Jim Dotson.   / ver más /