LA DESCONFIANZA ENTRE LOS LATINOS
Por Michel Leidermann

Entre los latinos la información errónea sobre el coronavirus ha encontrado un terreno fértil porque muchos tienen alta desconfianza en el gobierno, menos acceso a la atención médica y es posible que deban comunicarse con recursos de salud pública en español que no siempre está disponible. Es una combinación peligrosa que podría disuadir a las personas de tomar precauciones, participar en esfuerzos de rastreo de contactos o recibir tratamiento.

Con una población de casi 60 millones, los latinos en los EE.UU. tienen ahora cuatro veces más probabilidades que los blancos no-hispanos de ser hospitalizados debido al covid-19.

Algunos estudios muestran que los latinos en algunas áreas también tienen el doble de probabilidades de morir a causa de la enfermedad. (Los nativos americanos y los negros enfrentan disparidades igualmente marcadas).

Estas vulnerabilidades tienen muchas causas. Entre ellas el hecho de que muchos latinos tienen menos posibilidades de tener seguro médico o acceso a atención médica, a veces porque no pueden pagarlo y a veces debido a su estado migratorio no autorizado. Muchos trabajan en industrias que se consideran esenciales y no se pueden realizar de forma remota como plantas procesadoras, limpieza, construcción y ventas minoristas. Y muchos viven en hogares con numerosos familiares donde el distanciamiento social es difícil.

Para muchos, la renuencia a hacerse la prueba o buscar tratamiento se debe al miedo a la deportación en una comunidad con un porcentaje significativo de inmigrantes indocumentados Eso es particularmente cierto bajo la presidencia de Donald Trump con sus medidas enérgicas contra la inmigración ilegal y la legal, y ha pintado repetidamente a los inmigrantes, especialmente a los no-blancos, como un peligro para la salud y la seguridad públicas.

Esa desconfianza asimismo podría disuadir a los latinos de recibir tratamiento o de cooperar con los rastreadores de contactos que intentan identificar con quienes ha tratado una persona infectada.

Las barreras del idioma empeoran la situación. Muchas áreas enfrentan una escasez de trabajadores de la salud de habla hispana, y la mayor parte de la información al día en línea sobre el virus, de las autoridades de salud, está en inglés. Eso obliga a algunos latinos que necesitan información en español a depender de fuentes menos confiables como las redes sociales. 

Y aunque un número creciente de organizaciones de verificación de datos están tratando de identificar y corregir afirmaciones falsas, muy pocas publican sus resultados en español. 

Todo esto significa que es posible que los latinos no reciban información beneficiosa sobre cómo frenar la propagación del virus, y es posible que no actúen si lo hacen. 

Recordemos que Estados Unidos está siendo medido por la cantidad de justicia social que alcanzan las minorías. Estamos siendo medidos por las comunidades que construimos, las vidas que cambiamos y la política que aplicamos. Debemos continuar luchando por la causa de la liberación y la equidad. Nuestra diversidad es nuestra fuerza. Porque podemos transformar el mundo. Porque podemos amar y elevar a todas las personas. 

 

Edición de esta semana
LA PELIGROSA RUTA POR EL PACÍFICO DE LOS MIGRANTES PARA LLEGAR A EE.UU. 
A medida que las opciones para pedir asilo se reducen, y el muro fronterizo de EE.UU. se ha vuelto más alto, más largo y más vigilado, muchos migrantes se ven forzados a buscar alternativas.   / ver más /
La reciente guía actualizada sobre los riesgos de la pandemia, cambió drásticamente con las nuevas recomendaciones de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en parte por las presiones de expertos y del público en general sobre una necesaria flexibilización de las restricciones por la pandemia.   / ver más /
El gobernador Asa Hutchinson anunció durante su conferencia de prensa del martes 25 que se ofrecerían boletos de lotería y certificados de regalo para licencias de pesca y caza de la Comisión de Caza y Pesca, para alentar a las personas a ponerse la vacuna de COVID-19, a partir del 1 de junio.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Parece que lo único en la mente de los legisladores de Arkansas en estos días, es la negación de los derechos de los habitantes de Arkansas para determinar y actuar sobre sus propias inclinaciones y creencias.   / ver más /