TRABAJADORES LATINOS DE ARKANSAS SUFREN MÁS CASOS DE COVID-19
16978A.jpg

Hasta el martes, 9 de mayo al mediodía:

En Arkansas: 10.080 contagiados; 161 muertos

En EE.UU.: 2.050.000 casos, 114.000 muertos, 50 estados.

Muertos: Nueva York: 30.600, Nueva Jersey 12.400, California: 4.800, Florida: 2.800, Texas: 1.900, Puerto Rico: 143.

En todo el mundo: 7.300.000 casos, 420.000 muertos, 180 países. 

Muertos: Brasil 37.500; Italia 34.050, España 27.200, Francia 29.300; UK 41.000, China 4.700, Canadá 7.900, México 14.100.

La tendencia al alza en los nuevos casos de covid-19 en Arkansas aumentó a 9.740 mientras que su recuento de muertes de aumentó a 155 hasta el martes 9.

Después de alcanzar el pico inicial y comenzar a caer en abril, el recuento diario de coronavirus de Arkansas aumentó en mayo y siguió aumentando a principios de junio.

A pesar del aumento en los casos en el noroeste de Arkansas, el gobernador, Asa Hutchinson dijo que no planeaba abandonar su enfoque para revocar las restricciones por condado, a favor de un enfoque regional, aunque admitió que hacerlo podría convertirse en una opción en el futuro.

El director del Departamento de Salud, Nate Smith, dijo que un aumento en la incidencia del virus entre los latinos puede ser una de las razones por las cuales las cifras de casos de contagiados con covid-19 en Arkansas están aumentando. Smith dijo que el número de personas que carecen de síntomas cuando dan positivo también parece estar aumentando.

Si bien se han informado brotes en las plantas avícolas, dijo que el aumento es "mayor que solo un brote asociado con el lugar de trabajo".

 "Creo que parte de por qué hemos visto un gran aumento en las pruebas positivas entre los latinos en las últimas semanas, especialmente los latinos asintomáticos, es porque los mensajes de advertencia y el llamado a hacerse las pruebas han tenido impacto y la gente está viniendo para hacérselas", dijo Smith.

Los latinos representan el 7.7% de la población de Arkansas, pero son el 25% de los casos de infectados.

"Algunas personas dirán que este aumento en los casos muestra que deberíamos haber ordenado un cierre de las plantas procesadoras o de quedarse en casa, pero el procesamiento de alimentos es una actividad esencial" y por lo tanto, estarían exentas”, aclaró el gobernador Asa Hutchinson.

La portavoz del Departamento de Salud, Meg Mirivel, indicó que alrededor de $70.000 se destinaron a publicidad en medios de comunicación en español hasta ahora, como periódicos y estaciones de radio. Se gastaron $100.000 adicionales en material impreso en español y marshalés, y se planea gastar otros $40.000 en junio y agosto.

Mirivel agregó que funcionarios del Departamento también dan consejos estaciones de radio y televisión en español en el centro y noroeste de Arkansas. (Lunes: Gloria Bastidas; Miércoles: Dra. Cinthia Castro; Viernes: Dr. Joel Tumlison.

Mireya Reith, directora ejecutiva de "Arkansas United", un grupo de defensa de inmigrantes con sede en Springdale, atribuyó parte de la propagación en la comunidad latina a las familias que continúan reuniéndose o que van de compras juntos. A veces, las personas también deben compartir un vehículo para ir al trabajo.

"Tuvimos muchos problemas en nuestra comunidad al no tomarlo inicialmente en serio", dijo. Eso se debe a su desconfianza del gobierno y la falta de conocimiento debido a problemas como las barreras del idioma y porque la población latina no se indicó específicamente inicialmente en las estadísticas de casos de covid-19”, expuso Reith.

Señaló que las plantas procesadoras deberían alentar y colaborar en las pruebas y asegurar a los trabajadores que no enfrentarán repercusiones por resultar positivos. Los empleadores también deberían ofrecer licencia por enfermedad remunerada a los trabajadores que necesitan estar en cuarentena, agregó.

Por su parte Magaly Licolli, cofundadora de "Venceremos", un grupo de derechos de los trabajadores avícolas de Arkansas, atribuyó gran parte del aumento de casos a la falta de protección para los obreros en las plantas. "Los trabajadores trabajan hombro con hombro", dijo.

Licolli dijo que las plantas deberían cerrar, evaluar a todos los trabajadores, desinfectar sus instalaciones y proporcionar permisos pagados a los empleados. No deberían abrirse hasta que puedan volver a trabajar sanos y seguros, concretó.

Las procesadoras deben proteger a sus trabajadores cumpliendo o excediendo las pautas estatales y federales. Esas medidas incluyen el control diario de los trabajadores, la distribución de mascarillas y la instalación de barreras plásticas transparentes en las líneas de producción y en las salas de descanso. Las procesadoras también deben exigir que los trabajadores que dan positivo para covid-19 se sometan a cuarentena durante al menos dos semanas antes de regresar al trabajo.

Algunas de las plantas en Arkansas con infectados son:Tyson Foods en Rogers, Clarksville y Dardanelle; Nebo Poultry en Dardanelle; Pilgrim’s Pride en De Queen; Cargill en Springdale; y Butterball en Huntsville. 

 

Edición de esta semana
MARÍA WEYRENS: PRESENTE EN LOS EVENTOS LATINOS DE ARKANSAS CENTRAL
Por Michel Leidermann
María Weyrens Gutiérrez es originaria de la ciudad de México y llegó a Little Rock hace unos 20 años con su familia cuando vinieron a visitar por primera vez a su tía “Tere” que ya se encontraba acá, y les gustó mucho. Su hermano mayor, Alejandro (ahora con Tacos Godoy) fue el primero en llegar.   / ver más /
El gobernador Asa Hutchinson anunció el viernes 3, que las ciudades de todo Arkansas pueden implementar una ordenanza que requiera cubiertas faciales obligatorias para ayudar a frenar la propagación de COVID-19.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La pandemia del coronavirus está exponiendo a que las ligas deportivas profesionales no pongan la salud y la seguridad de sus jugadores por delante de las ganancias de los equipos.   / ver más /