NOSOTROS
Por Michel Leidermann

El estado actual de nuestra sociedad revela una sombría realidad. La cantidad de muertes por virus en EE.UU. se eleva sin cesar hacia los 100.000.

Los negadores del coronavirus ni siquiera se molestan en usar una mascarilla en público, aunque los expertos dicen que puede reducir en gran medida la propagación de la enfermedad. Recientemente, en varios negocios clientes usaron violencia cuando los empleados de las tiendas intentaron que cumplieran usando las máscaras faciales. 

Del mismo modo, ¿qué verdaderas intenciones tenían los miembros de la “milicia” en Michigan cuando llevaban rifles de asalto fuera y dentro del edificio del Capitolio estatal durante una reciente protesta contra el bloqueo y confinamiento?

Ha habido un lamentable vacío de liderazgo a nivel nacional partiendo del presidente mientras varios gobernadores estatales de ambos partidos, han luchado con diversos niveles de éxito. para frenar la propagación del virus, mientras tienen que lidiar con multitudes indiferentes que claman por el fin de las molestas restricciones (pero necesarias) a las actividades diarias. 

Mientras tanto, grupos verdaderamente relevantes —médicos, enfermeras, transportistas de basura, trabajadores de supermercados, camioneros, carteros y muchos más— continúan trabajando  todos los días, valientemente. 

En nuestro estado actual de caos, los razonable es estar confinado hasta que la investigación científica y médica resulte en una vacuna que demuestre ser efectiva para reducir este flagelo.

Y en un escenario más amplio, el mundo ve con desconcierto que EE.UU. abandonó su papel de líder mundial y ejemplo en tiempos de crisis.

 

LA NUBE

La mayoría de las cosas que poseemos o solíamos poseer son todavía parte de nuestras vidas, pero en realidad podríamos no poseerlas en el futuro. Por ahora, estas cosas podrían estar simplemente “residiendo en la nube”. 

En la actualidad, sus computadoras tienen un disco duro y pueden guardar fotos, música, películas y documentos. Su software está en un CD o en un DVD, y ustedes siempre podrán volver a instalarlo si eso es necesario. 

Pero todo eso está cambiando. Apple, Microsoft y Google completaron sus “servicios en la nube.” Esto significa que cuando se encienda una computadora, la Internet se integrará al sistema operativo. De tal manera que Windows, Google y el sistema operativo MAC, estarán ligados directamente a la Internet. 

Cuando hagan clic en un icono, se abrirá algo en la nube de la Internet. Cuando guarden algo, eso se guardará en la nube. 

Y probablemente tendrán que pagar mensualmente una cuota de suscripción al proveedor de la “nube”. En ese mundo virtual, podrán acceder a su música, sus libros, o sus cosas favoritas ya sea desde su computadora portátil (laptop) o desde cualquier otro dispositivo portátil. 

Esa es la buena noticia. Pero, ¿serán ustedes los dueños reales de cualquiera de estas “cosas”, o todas estas cosas podrán desaparecer en cualquier momento con un gran “PUUF?” ¿Serán casi todas las cosas en nuestras vidas desechables y arbitrarias? 

 

EL EFECTIVO

Primero llegó la banca online, después el pago con el smartphone y ahora el pago con el reloj inteligente. Durante el estado de crisis ha aumentado el uso del pago con tarjeta para así evitar propagar el virus a través del intercambio de monedas y billetes. 

¿Será el punto de inflexión para que dejemos de usar el dinero en efectivo? Parece imposible pensar que algún día las monedas y billetes puedan desaparecer, pero sobre todo los más jóvenes ya han dejado de usar el efectivo de forma habitual, incluso antes de la aparición de la covid-19. 

 

 

Edición de esta semana
MARÍA WEYRENS: PRESENTE EN LOS EVENTOS LATINOS DE ARKANSAS CENTRAL
Por Michel Leidermann
María Weyrens Gutiérrez es originaria de la ciudad de México y llegó a Little Rock hace unos 20 años con su familia cuando vinieron a visitar por primera vez a su tía “Tere” que ya se encontraba acá, y les gustó mucho. Su hermano mayor, Alejandro (ahora con Tacos Godoy) fue el primero en llegar.   / ver más /
El gobernador Asa Hutchinson anunció el viernes 3, que las ciudades de todo Arkansas pueden implementar una ordenanza que requiera cubiertas faciales obligatorias para ayudar a frenar la propagación de COVID-19.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La pandemia del coronavirus está exponiendo a que las ligas deportivas profesionales no pongan la salud y la seguridad de sus jugadores por delante de las ganancias de los equipos.   / ver más /