CUANDO VOLVERÁN A VOLAR LAS AEROLÍNEAS EN EL MUNDO Y EN AMÉRICA LATINA
LO ÚNICO CIERTO ES QUE VOLAR NO VOLVERÁ A SER LO MISMO
16919A.jpg

Si hay algo que se puede afirmar es que después de la pandemia de covid-19 la industria del transporte aéreo ya no será la misma.

Lo que está atravesando esta industria debido al coronavirus, es totalmente distinto a cualquier crisis que ha enfrentado y mucho más severo.

La pregunta que ahora se plantea es cómo y cuánto tendrá que cambiar el transporte aéreo como resultado de esta pandemia.

Desde que comenzó el confinamiento global el número de vuelos diarios cayó casi 90% en algunas regiones y casi todo el tráfico de pasajeros está suspendido.

En América Latina, cuyos aeropuertos y aerolíneas emplean a unas 430.000 personas, el tráfico aéreo prácticamente ha desaparecido excluyendo a Brasil, México y Chile, que son los únicos países con alguna actividad de vuelos domésticos, la caída fue del 97%.

Se estima que durante el primer trimestre de 2020 los aeropuertos de América Latina perdieron 40 millones de pasajeros y dejaron de ingresar más de US$700 millones.

Alrededor del mundo varias aerolíneas ya anunciaron recortes en sus plantillas y miles de puestos de trabajo están en riesgo y se especula cómo las líneas aéreas esperan regresar gradualmente a algún tipo de normalidad.

Actualmente hay unos 17.000 aviones estacionados en aeropuertos en el mundo, lo que representa un 60% de la flota global, pero aún estacionados, estos aviones requieren mantenimiento regular con el mantenimiento de los motores, los sistemas hidráulicos, etc..

Algunos de estos aviones se han mantenido listos para volar de inmediato. Otros han estado realizando vuelos de carga o repatriaciones.

Pero muchos de los aviones estacionados necesitarán una preparación de al menos una semana para volver a volar y necesitarán obtener certificados para verificar nuevamente que cumplen los estándares de seguridad.

Lo más probable, sin embargo, es que no se necesitarán todos estos aviones porque cuando reinicien sus actividades las aerolíneas comenzarán a operar un número limitado de vuelos.

Y el desafío será a qué países se podrá volar y a cuáles no.

Quizás el asunto que está provocando el mayor dolor de cabeza es cómo mantener el distanciamiento social en un avión o en un aeropuerto.

Lo que se está estudiando, es el uso obligatorio de mascarillas, distanciamiento entre los pasajeros, cómo se van a hacer los cacheos de seguridad sin necesidad de tocar al pasajero, el uso de tecnologías para evitar tocar a personas e instrumentos, de tecnologías de reconocimiento facial, etc..

Entre las medidas que se están estudiando está limitar la admisión a los aeropuertos para que sólo entre la persona que va a volar. Y dentro del aeropuerto establecer marcas en el suelo para mantener las distancias.

Algunas aerolíneas proponen la realización de chequeos médicos pero esto significaría filas mucho más largas en los aeropuertos y una reducción enorme en el volumen de actividad. Pero esta medida ha sido rechazada por expertos porque se ha visto que algunas personas contagiadas con el coronavirus pueden no mostrar síntomas.

Varias aerolíneas en Estados Unidos ya comenzaron a implementar medidas de seguridad para sus pasajeros y tripulaciones. Delta Airlines, American Airlines y United Airlines indicaron que todos sus pasajeros y tripulación deberán usar mascarillas en las terminales y dentro de los aviones.

Pero no todas las compañías aéreas requieren que sus pasajeros se cubran la cara.

Los aviones también podrían cambiar con los asientos centrales sin ocupar para permitir cierto grado de distanciamiento entre pasajeros. Con los asientos centrales desocupados, un avión iría a 65% de su capacidad.

Y además significaría un incremento significativo en el precio de los pasajes pues al no poner tantos pasajeros en el avión, de alguna manera hay que cubrir los costos de operar. 

En efecto volver a poner los aviones en el aire podría ser la parte más sencilla. Encontrar pasajeros para volar en ellos quizás sea mucho más difícil.

Lo único cierto es que volar no volverá a ser lo mismo. 

 

Edición de esta semana
NOSOTROS
Por Michel Leidermann
El estado actual de nuestra sociedad revela una sombría realidad. La cantidad de muertes por virus en EE.UU. se eleva sin cesar hacia los 100.000.   / ver más /
El gobernador Asa Hutchinson anunció que el recuento oficial de casos en Arkansas aumentó a 7.818 el martes 2. El número de muertes atribuidas a covid-19 llegó a 136.   / ver más /