NUEVO ESTUDIO INSISTE EN QUE EL COVID-19 NO DESAPARECERÁ CON LAS ALTAS TEMPERATURAS DEL VERANO
TRUMP DIJO EN FEBRERO “CUANDO EL CLIMA SE CALIENTA UN POCO, DESAPARECE MILAGROSAMENTE”
16913A.jpg

Mientras avanzan las investigaciones sobre el coronavirus los expertos recomiendan tomar todas las medidas preventivas posibles.

La teoría de que el coronavirus remitirá o desaparecerá con la llegada de las altas temperaturas de la época veraniega en el hemisferio norte, ha sido nuevamente desmentido por un estudio canadiense que reafirma que medidas como el distanciamiento social son una de las cosas que funcionan.

La investigación, a cargo de Peter Jüni, profesor de epidemiólogía y medicina de la Universidad de Toronto, en Canadá, ratifica lo que ya han concluido investigaciones previas (análisis de casos de 144 regiones del mundo que suman más de 375,000 contagios), a contradicen de lo que afirmó el presidente Donald Trump en febrero al referirse al que entonces era tomado solo como un brote contagioso en Estados Unidos: “Cuando el clima se calienta un poco, desaparece milagrosamente”.

Los datos de la investigación avalan que las altas temperaturas no afectan la transmisión y propagación de la enfermedad.

Jüni señaló que no es cierta la idea de que el coronavirus se comportará como la gripe o los resfriados tradicionales, que desaparecen en gran medida en los meses más cálidos.

En su estudio, Jüni y su equipo analizaron los datos de países con temperaturas medias de 88.16 grados Fahrenheit (31.2 grados centígrados) como Burkina Faso, y áreas de Canadá con medias de 13.46ºF (-10,3º C). 

“El coronavirus no necesita condiciones favorables para su transmisión. Deseábamos que hubiera alguna señal, que se vio en un programa piloto, pero cuando se utilizan realmente métodos rigurosos, esa señal desapareció. Desgraciadamente tenemos mucha confianza en que nuestros resultados son ciertos: la temperatura o el clima no tendrán ningún efecto en la transmisión de la enfermedad”, indicó Jüni. “Quizás la humedad hará algo, pero es muy poco y no bastará para ralentizar la epidemia durante el verano. No va a pasar”, añadió.

Y añadió que es incluso posible que los meses de verano agraven la pandemia. “No sabemos con toda seguridad qué pasa con la gripe. Lo que sí es importante es que todos tenemos una cierta inmunidad contra la gripe. Y esa es la gran diferencia. Por eso, la gripe necesita condiciones favorables y el clima frío es un poco más favorable que el cálido”, explicó. 

 

Edición de esta semana
NOSOTROS
Por Michel Leidermann
El estado actual de nuestra sociedad revela una sombría realidad. La cantidad de muertes por virus en EE.UU. se eleva sin cesar hacia los 100.000.   / ver más /
El gobernador Asa Hutchinson anunció que el recuento oficial de casos en Arkansas aumentó a 7.818 el martes 2. El número de muertes atribuidas a covid-19 llegó a 136.   / ver más /