EL MUNDO DESAPROVECHÓ LA OPORTUNIDAD DE TENER UNA VACUNA LISTA PARA COMBATIR AL COVID-19
UN EQUIPO DE CIENTÍFICOS EN HOUSTON, LIDERADOS POR LA DOCTORA HONDUREÑA MARÍA ELENA BOTTAZZI, TENÍAN EN 2016 UNA VACUNA LISTA CONTRA UN CORONAVIRUS
16835A.jpg

En 2002, en la provincia china de Cantón, un virus desconocido provocó el brote de una letal enfermedad que los científicos llamaron SARS (las siglas en inglés de síndrome respiratorio agudo severo). Posteriormente se descubrió que el patógeno que causaba la enfermedad era un coronavirus que se había originado en un animal y había pasado a los humanos.

En pocos meses, el coronavirus se propagó en 29 países, infectando a más de 8.000 personas y matando a unas 800.

Alrededor del mundo hubo un reclamo general para saber cuándo estaría lista una vacuna para acabar con el letal virus y decenas de científicos en Asia, Estados Unidos y Europa comenzaron a trabajar frenéticamente para crear la inoculación.

Surgieron varias versiones, algunos de las cuales estaban listos para ser usados en ensayos clínicos. Pero entonces se logró controlar la epidemia de SARS y el estudio de las vacunas contra el coronavirus fue abandonado.

Años después, en 2012, volvió a surgir otro letal coronavirus, el MERS-Cov, que causaba una grave enfermedad respiratoria, el MERS (síndrome respiratorio de Medio Oriente) que se originó en camellos y pasó a humanos.

Y muchos científicos volvieron a insistir en la necesidad de tener una vacuna contra estos patógenos.

Hoy casi 20 años después, desde 2019, cuando un nuevo coronavirus, el SARS-Cov-2, ya ha infectado a dos millones de personas, el mundo vuelve a preguntarse cuándo estará lista una vacuna.

Un equipo de científicos en Houston, Texas, liderados por la doctora hondureña María Elena Bottazzi, codirectora de la Escuela Nacional de Medicina Tropical del Colegio Baylor de Medicina de Houston y codirectora del Centro para Desarrollo de Vacunas del Hospital Infantil de Texas, siguió investigando, y en 2016 tenían una vacuna lista contra un coronavirus.

“Terminado los ensayos y habíamos pasado por el aspecto crítico de crear un proceso de producción de la vacuna a escala piloto”, declaró Bottazzi  “Entonces fuimos a los NIH (Institutos Nacionales de Salud y les preguntamos: ‘¿Qué hacemos para mover rápido la vacuna a la clínica?’ Y nos dijeron: ‘Ahora no estamos ya interesados’”.

La vacuna era contra el coronavirus que provocó la epidemia de SARS de 2002, pero como aquella epidemia que surgió en China ya había sido controlada, los investigadores nunca lograron obtener financiamiento.

No fue la única vacuna que quedó suspendida. Decenas de científicos alrededor del mundo pararon sus estudios debido a la falta de interés y de fondos para seguir investigando.

Después de la epidemia de coronavirus en 2002 decenas de científicos suspendieron sus estudios debido a la falta de interés y de fondos para seguir investigando, pero cuando acabó la epidemia, después de 7 y 8 meses, los gobiernos y las farmacéuticas “perdieron interés en el estudio de los coronavirus”.

El SARS y el MERS, dicen los expertos, fueron dos “advertencias increíbles” sobre los peligros de los coronavirus y aún así, no se continuó con los esfuerzos para seguir investigándolos. Ambos virus son, genéticamente, 80% similares y como su vacuna ya había pasado por los procesos necesarios para su aprobación esta hubiera podido adaptarse más rápidamente al nuevo Covid-19.

¿Por qué entonces se suspendió la investigación de vacunas contra los coronavirus? Todo se resume a los fondos disponibles para la investigación.

“Estábamos hablando de tres o cuatro millones de dólares. Con un millón y medio hubiéramos podido hacer un estudio clínico para tener un perfil en humanos. Pero nos pararon justo cuando estábamos a punto de tener una evidencia interesante” señala Bottazzi.

Hoy en día contamos con cientos de vacunas para coronavirus, pero todas son para animales: cerdos, pollos, vacas, etc.. Estas son vacunas para prevenir enfermedades que pueden costar millones de dólares a la industria avícola y ganadera.

La realidad ahora es que se necesita una vacuna contra el coronavirus que causa covid-19 y la vacuna no estará lista hasta dentro de varios meses.

La doctora Bottazzi y su equipo están trabajando tanto en la actualización de la vacuna de SARS de 2016, como en una nueva vacuna para covid-19.

Y continúan tratando de encontrar financiamiento para su investigación. 

 

Edición de esta semana
LA ESTATUA DE LA LIBERTAD QUE REPRESENTA LA SALVACIÓN DE LA OPRESIÓN
“La libertad iluminando el mundo” (Liberty Enlightening the World), conocida como la Estatua de la Libertad, es uno de los monumentos más famosos de Nueva York y de todo el mundo. Se encuentra en la isla de la Libertad al sur de la isla de Manhattan, junto a la desembocadura del río Hudson y cerca de la isla Ellis.    / ver más /
Eileen Devereux Dailey, consultora comercial en el Centro de Desarrollo de Pequeñas Empresas y Tecnología de Arkansas, fue nombrada por el Senado de la Universidad de Arkansas en Little Rock, ganadora del Premio al Logro del Personal por Servicio a la Comunidad.   / ver más /