URGENCIA DE CORREGIR LA CARENCIA DIGITAL CON MILES DE PERSONAS SIN ACCESO A LA INTERNET
SOLO LA MITAD DE LA POBLACIÓN MUNDIAL ESTÁ CONECTADA A LA WEB
16813A.jpg

El mundo está presenciando una de las transformaciones organizativas más rápidas de la historia, ya que los gobiernos y las empresas dependen en gran medida de la Internet para minimizar el deterioro causado por las medidas extremas para contener el coronavirus.

En las últimas semanas ha aumentado más que nunca el uso de tecnologías digitales: para trabajar desde casa, escuelas y universidades, asistir a clases en línea, asesorar a los pacientes a través de la telemedicina y reunir a los líderes políticos virtualmente.

Pero por cada persona que trabaja desde casa con la computadora, hay miles sin acceso seguro a la Internet. 

Las herramientas digitales, como las aplicaciones y los datos de teléfonos inteligentes, también se utilizan para controlar la propagación del virus. Compañías tecnológicas como Alibaba y Tencent, en China, e IBM, Google y Microsoft, están desplegando sus capacidades informáticas de alto rendimiento para apoyar a los investigadores, que buscan soluciones a la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, esta creciente dependencia de las plataformas digitales ha puesto de manifiesto la profunda división entre los que tienen acceso a dicha tecnología y los que no, afirma Torbjörn Fredriksson, jefe de economía digital en la Conferencia de las Naciones Unidas de Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

Es evidente que muchas de las herramientas digitales, que se están implementando en el mundo desarrollado para hacer frente a la pandemia, como las conferencias online, las aulas virtuales y las compras en línea, no se pueden usar en la mayoría de los países en desarrollo y menos desarrollados, que han limitado acceso a la web, haciéndolos especialmente vulnerables en esta crisis.

“Una vez que las empresas, organizaciones y Gobiernos utilicen cada vez más a soluciones digitales para hacer frente al distanciamiento social, las prohibiciones de viaje y otros efectos de bloqueo, las personas aprenderán a usar las tecnologías digitales de otra manera a la que estaban acostumbrados”, afirma Fredriksson. “Una vez que la economía repunte, veremos una economía y una sociedad más digitalizadas, pero solo en los países que han podido aprovechar esas herramientas digitales”, subraya.

Solo una de cada cinco personas usa Internet en los países menos desarrollados, según muestran los datos de la UNCTAD. En los países más pobres, menos del 5% de la población compra en línea en comparación al 60% u 80% en las naciones avanzadas. 

La pandemia también ha dejado al descubierto la creciente brecha digital entre los empleos tradicionales de fabricación y prestación de servicios, como los de las empresas automotrices, restaurantes y hospitales, y los llamados trabajos en los sectores de informática y la banca. 

Mientras las compañías automotrices se vieron obligadas a cerrar plantas para combatir el virus, las empresas de informática y financieras continuaron operando sin mayor dificultad.

“Creo que el espacio de oficinas se reducirá en el futuro”, opina Fredriksson. Según él, habrá más gente que preferirá interactuar online en vez de viajar, lo que podría “tener efectos positivos indirectos sobre el clima, ya que resultará en menores emisiones de dióxido de carbono”. 

Los expertos creen que habrá un impulso continuo para la transformación digital y la virtualización, especialmente en las economías avanzadas, incluso después de que la pandemia desaparezca. 

 

Edición de esta semana
RESIDENTES DIVIDIDOS SOBRE LA PENURIA DE NUEVAS RESTRICCIONES, IMPACIENTES POR MEJORAR LA ECONOMÍA Y FATIGADOS POR LA PANDEMIA 
La ola de casos que se extiende por gran parte del país sigue siendo una gran preocupación de funcionarios estatales y locales, donde residentes están divididos sobre la necesidad o no de nuevas restricciones, impacientes por mejorar la economía y fatigados por la pandemia.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Si hay algo que covid-19 ha expuesto en el sistema educativo, es que una medida no sirve para todos. Esto se aplica a los maestros, estudiantes, administradores, padres y comunidades.   / ver más /