EL MUNDO NUNCA SERÁ EL MISMO
La pandemia sólo puede ser controlada por humanos y no solo finanzas  
16705A.jpg

Nunca he sido testigo de algo así en EE.UU., y es difícil comprender qué está sucediendo con el cierre de ciudades enteras. La velocidad a la que esto ha sucedido es asombrosa. Pasamos de una economía en auge que estaba creciendo bien, a una recesión en dos semanas.

Cuando pregunté en el supermercado si se estaban reabasteciendo durante la noche, me dijeron que no, porque los almacenes no tienen suficientes choferes para transportar los suministros y cubrir todas las compras aceleradas por el pánico.

No hay forma de pronosticar el corto plazo ya que el Congreso es ahora la clave, y nunca parecen responder rápidamente a nada. Con el nuevo paquete de auxilio económico de $2.2 trillones, el mercado comenzará a recuperarse. Pero si se demoran demasiado en hacer que la ayuda llegue a las manos de las familias, entonces habrá muchos más problemas.

El mundo está entrando en una etapa muy peligrosa. Los próximos años serán peligrosos. La guerra cibernética probablemente se convertirá en el nuevo campo de batalla, aunque podrían ocurrir guerras nucleares si el mundo se desestabiliza.

El globalismo se reducirá materialmente, ya que está claro que debemos tener fuentes nacionales de materiales y productos clave, especialmente drogas y minerales de tierras raras y componentes tecnológicos que ahora vienen del extranjero.

Es una locura que la mayoría de las drogas que se venden en EE.UU. provengan de China e India. Supongamos que simplemente dejan de suministrarlos...

Otro ejemplo son las piezas para los respiradores y que se fabrican en China.

Ahora estas dificultades posiblemente traerán varias industrias de regreso a los EE.UU., o tal vez a México. Las empresas y las fabricaciones de todo tipo abandonarán China tan pronto como puedan. El comercio mundial se restablecerá de manera importante y China será el gran perjudicado.

EE.UU. desarrollará una política industrial para exigir que se fabriquen acá más productos de consumo general y sobretodo de productos críticos.

La industria petrolera de EE.UU. se consolidará y sobrevivirá como el mayor productor del mundo.

Por el momento el sector de los restaurantes, el segundo mayor empleador privado del país con 15.6 millones de trabajadores, con mesas vacías, sillas apiladas, ollas colgadas en los restaurantes a lo largo y ancho del país, sería por lejos el más afectado por la crisis del coronavirus.

La disciplina fiscal está quebrada. Quizás el Fed reembolsará la deuda del gobierno a bajos intereses con bonos a 50 años, lo que marcaría una gran diferencia en el futuro en cuanto al servicio de la deuda en el presupuesto federal que va sumando trillones...

Nada en la economía o el mercado es predecible en este momento. La pandemia Covid-19 ha hecho que los mercados de acciones y de bonos sean totalmente irracionales. La buena noticia es que la Fed está inyectando grandes cantidades de capital en los bancos, los bonos federales, los préstamos interbancarios, y el intercambio comercial.

Las teorías de conspiración de que China diseminó intencionalmente esto para tomar represalias y dañar a EE.UU. no tienen sentido. China ha sido severamente dañada por el virus, y ese perjuicio empeorará a medida que se muevan las cadenas de suministro. China es un gran perdedor del virus.

En Corea del Norte el dictador Kim Jong-un dice que ha resuelto el problema del virus. Es muy probable que hayan ejecutado a cualquiera que se haya enfermado.

El Congreso de EE.UU. debe actuar adicionalmente con rapidez y audacia, y encontrar nuevas formas de permitir que las empresas sostengan los subsidios para mantener a su personal en nómina y que los trabajadores despedidos obtengan suficiente efectivo durante tres meses o más, hasta que las cosas comienzan a volver a la normalidad.

Si el Congreso puede hacer eso con éxito (cuestionable), entonces la economía volverá a surgir en julio o agosto, cuando esté claro que el virus no mató a demasiados más y tampoco a demasiada gente joven productiva.

Probablemente estamos ahora en el peor momento acechando el tope de los casos de contagiados y muertos y esperando para ver si el Congreso y el presidente actúan futuramente de manera responsable. 

 

Edición de esta semana
EL CORONAVIRUS, LA DEPRESIÓN Y SU EFECTO EN LA SALUD MENTAL
Por Michel Leidermann
El Latino platicó con el doctor Erick Messias, profesor en el Departamento de Psiquiatría y desde 2017, decano asociado de Asuntos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Arkansas para Ciencias Médicas (UAMS).   / ver más /
El recuento oficial de casos en Arkansas aumentó a 6.180. El número de muertes atribuidas a covid-19 llegó a 119 el martes 26, y el gobernador Asa Hutchinson anunció la reapertura de los bares como el siguiente paso en el aflojamiento de las restricciones pandémicas del estado.   / ver más /