CORONAVIRUS A LA TRUMP
Por Michel Leidermann

Desde el día en que Donald Trump fue elegido, algunos de nosotros nos preocupamos de cómo su administración lidiaría con una crisis no creada por él mismo. Hasta ahora, todos los problemas serios para Trump, desde las guerras comerciales hasta la confrontación con Irán, las ha creado el mismo.

El coronavirus podría ser la prueba ser la crisis externa que temíamos. 

La actual respuesta de Trump a esta pandemia comenzó hace varios años. Tan pronto como asumió, Trump comenzó a recortar fondos para los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, lo que a su vez redujo en un 80% los recursos que la agencia dedica a los brotes de enfermedades a nivel mundial. Trump también cerró toda la unidad global de seguridad sanitaria del Consejo de Seguridad Nacional.

Los expertos advirtieron que estos movimientos exponían a los Estados Unidos a graves riesgos.

Pero el entendimiento de Trump de dónde provienen las amenazas a la seguridad nacional, vienen básicamente inmigrantes latinos y es negativo a la ciencia en general.

Entonces nos encontramos con el coronavirus en una condición ya debilitada.

Lo primero de Trump fue calificar el coronavirus como un problema chino, y afirmar  que lo que sea malo para China es bueno para EE.UU..

Wilbur Ross, el secretario de comercio, lo vio como que “aceleraría el regreso de los empleos a EE.UU.”.

La situación cambió cuando el virus se expandió mucho más allá de China.

El coronavirus no es como el resfriado común. Los primeros pronósticos indican que el virus puede ser tan letal como la gripe española de 1918, que mató a unos 50 millones de personas.

Los mercados financieros evidentemente saben que el virus no es un engaño. En una semana, la Bolsa de valores perdió el 13% ($ 3.6 billones). La caída de los mercados parece preocupar más a la administración que la muerte de personas.

Finalmente, Trump parece haberse dado cuenta de que podría necesitar hacer algo más allá de insistir en que las cosas van bien.

El miércoles 26, Trump celebró una conferencia de prensa sobre el virus, en gran parte acusando a los demócratas y los medios de comunicación de exagerar las noticias. Sin embargo, anunció al vicepresidente Mike Pence para liderar la defensa en lugar de poner a cargo a un profesional de la salud.

Pence tiene una relación negativa con la política de salud y la ciencia. Al principio de su carrera política, Pence destacó que fumar no mata a las personas. También ha insistido reiteradamente en que la evolución es solo una teoría. Como gobernador de Indiana, bloqueó un programa de intercambio de agujas que podría haber evitado un brote significativo de VIH, y en cambio pidió que se rezara.

Resumidamente, la respuesta de Trump al coronavirus es egocéntrica, totalmente enfocada en que él se vea bien en lugar de proteger a los estadounidenses.  Él y sus aliados culpan a los medios de comunicación y a los demócratas, mientras intentan evitar que los científicos nos mantengan informados de la verdad. Y al nombrar a funcionarios para enfrentar esta crisis real, Trump valora la lealtad en lugar de la idoneidad.

Tal vez Trump y EE.UU. tendremos suerte, y la epidemia no será tan virulenta como podría ser. Pero cualquiera que se sienta seguro con las acciones del gobierno, no está prestando atención a un presidente irracional. 

 

Edición de esta semana
¡CADA VEZ MÁS LATINO EL SOUTHWEST DE LITTLE ROCK!
Por Michel Leidermann
Muchos de los nuevos latinos que comenzaron a llegar a Little Rock a inicios de los años 80, decidieron asentarse en la zona Sudoeste o Southwest en inglés, un barrio que básicamente se sitúa al sur de la Colonel Glenn Rd./Asher Ave. de la ciudad, porque se dieron cuenta que era una zona tranquila y con viviendas a precios razonables.   / ver más /
El número de casos confirmados en Arkansas ha aumentado a 218 con 2 muertes, informó el Departamento de Salud de Arkansas el martes 24 al mediodía y el gobernador Asa Hutchinson dijo que espera que la propagación del virus en el estado alcance el máximo en 6 u 8 semanas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La situación con el coronavirus ha cambiado dramáticamente en las últimas semanas. Estamos en medio de una pandemia mundial, y EE.UU. verá una escalada aún más dramática en las próximas semanas.   / ver más /