PASTOR EVANGELICO REPUBLICANO EN ARKANSAS INSTA A SUS CORRELIGONARIOS A ALEJARSE DE TRUMP
OTROS DICENQUE TRUMP ES “UN EJEMPLO CASI PERFECTO DE UN SER HUMANO MORALMENTE PERDIDO Y CONFUNDIDO”
16562A.jpg

Robb Ryerse, el pastor evangélico republicano que se postuló como precandidato contra el congresista Steve Womack en 2018 y cuyo libro “Corriendo por nuestras vidas: una historia de fe, política y bien común” salió a publicación el 18 de febrero, instó a los evangélicos a abandonar a Trump, a quien describe como “una reprobación sobre todo lo que me enseñaron a amar acerca de Jesús”.

Ryerse dice que “su desdén por la decencia, la falta de respeto hacia los principios básicos de lo correcto y lo incorrecto, y el total desprecio por los más vulnerables entre nosotros no podría ser más fundamentalmente no cristiano. Votar por él por la conveniencia política de apoyar las restricciones al aborto, es un acuerdo con el diablo que, en última instancia, es más probable que tenga un costo mayor que una recompensa”. 

Ryerse es pastor de Vintage Fellowship en Fayetteville y trabaja con Vote Common Good, un grupo que se dirige a personas de fe y evangélicos para votar por lo que es mejor para todos, lo que no es Donald Trump, y está trabajando para “capacitar a los candidatos demócratas para involucrar a evangélicos religiosos votantes más efectivamente “. 

Escribe: “Si un porcentaje crítico, digamos el 5%, de evangélicos que votaron por Trump en 2016 no lo hacen este año, no puede ganar. Por eso he decidido dedicar gran parte de mi tiempo y esfuerzos en 2020 a llegar a esos votantes. Porque un trato con los demócratas es mejor que un trato con el diablo”.

Los evangélicos han apoyado en gran medida a Trump debido a su compromiso con las causas socialmente conservadoras y su nombramiento de dos jueces conservadores en la Corte Suprema, aunque hay focos de oposición entre los votantes religiosos que dudan sus acciones en temas como la inmigración, así como su retórica.

Vote Common Good dice que se opone específicamente a las políticas de la administración Trump sobre separaciones familiares para inmigrantes indocumentados y atención médica, que el grupo dice que no se alinean con las tradiciones religiosas cristianas, judías, musulmanas y de otro tipo.

En cambio, el grupo quiere convencer a los votantes religiosos para que consideren apoyar a un candidato de “bien común”, o uno que priorice las necesidades de los demás, incluso si esa persona no es cristiana, y dice que es un grupo no partidista que tiene como objetivo llegar tanto a demócratas como a republicanos. 

Ryerse agregó que, para los cristianos, es “preocupante porque hay muchas cosas” en la administración que están “tan fuera de sintonía” con la vida y las enseñanzas de Jesús.

Alrededor del 79% de los evangélicos blancos aprueban el desempeño laboral del presidente, según una encuesta de The Associated Press y el Centro NORC de Investigación de Asuntos Públicos publicado este mes.

Sin embargo, ha habido una oposición en Christianity Today, la revista evangélica líder, que el mes pasado publicó una editorial que pedía que el presidente fuera removido de su cargo, diciendo que era “un ejemplo casi perfecto de un ser humano moralmente perdido y confundido”.

Robb Ryerse pasó 10 años pastoreando iglesias en la ciudad de Nueva York, los suburbios de Boston y el centro de Michigan. Luego se mudó a Arkansas y lanzó el Vintage Fellowship, una iglesia que acoge a LGBT y personas de todos los orígenes, credos y colores. n

 

Edición de esta semana
EL MUNDO NUNCA SERÁ EL MISMO
Nunca he sido testigo de algo así en EE.UU., y es difícil comprender qué está sucediendo con el cierre de ciudades enteras. La velocidad a la que esto ha sucedido es asombrosa. Pasamos de una economía en auge que estaba creciendo bien, a una recesión en dos semanas.   / ver más /
El gobernador, Asa Hutchinson, informó que el número de casos confirmados en Arkansas ha aumentado a 523 con 8 muertes hasta el martes 31 al mediodía.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Donald Trump ahora llama al Covid-19 el "virus chino". Pero es claro que el racismo y el culpar a otras personas por sus propios fracasos son las características definitorias de su presidencia.   / ver más /