KENNEDY Y LINCOLN: UNA LISTA DE MISTERIOSAS COINCIDENCIAS

En pleno apogeo de los mensajes electrónicos una lista de curiosas coincidencias entre la vida y la muerte de los presidentes John F. Kennedy y Abraham Lincoln una serie de datos revelaron las extrañas coincidencias entre estos dos mandatarios asesinados.

La mayor parte de los datos ha comprobado que el grueso de las circunstancias son ciertas.

La recopilación empezó en 1964, poco tiempo después de la muerte de Kennedy, a finales de 1963, y ha sido sometida a múltiples revisiones. 

Abraham Lincoln, fue el primero de los cuatro presidentes estadounidenses que murió asesinado. Los otros tres son James A. Garfield (1881), William McKinley (1901) y John F. Kennedy (1963).

 

100 AÑOS DE DIFERENCIA

La lista de casualidades arranca con la coincidencia de años en la vida política de ambos presidentes. Primero, Abraham Lincoln fue electo para el Congreso Nacional en 1846, y Kennedy alcanzó ese mismo cargo exactamente 100 años después en 1946. Catorce años más tarde, los dos exmandatarios ganaron las elecciones: Lincoln en 1860 y Kennedy en 1960.

 

LOS HIJOS DEL PRESIDENTE

Las esposas de los dos presidentes perdieron un niño mientras sus esposos gobernaban. En el caso de Lincoln, su hijo Willie Wallace Lincoln, murió en 1862 a los 11 años, debido a la fiebre tifoidea que la contrajo al consumir comida contaminada. Poco más de 100 años después, Kennedy y su esposa Jacqueline perdieron a su segundo hijo. El bebé fue llamado Patrick Bouvier Kennedy y nació con problemas para respirar a consecuencia del llamado síndrome de dificultad respiratoria. Murió 39 horas después del parto de emergencia. 

 

DOS DE APELLIDO JOHNSON

Los dos vicepresidentes que sucedieron a Lincoln y a Kennedy tras sus respectivas muertes, fueron de apellido Johnson. El de Lincoln fue Andrew Johnson y el de Kennedy fue Lyndon Johnson. Otra de las coincidencias es que ambos vicepresidentes nacieron exactamente con 100 años de diferencia. El primer Johnson, en 1808, y Lyndon, en 1908. Ambos vicepresidentes provenían de estados del sur del país.

 

EL DÍA DEL ASESINATO

Tanto Lincoln como Kennedy murieron un día viernes. Lincoln, fue asesinado el viernes 14 de abril de 1865, y Kennedy, el viernes 22 de noviembre de 1963. Los dos murieron de un disparo en la parte trasera de la cabeza y estaban en actos públicos, en presencia de sus esposas.

El listado agrega que Lincoln recibió el disparo en el Ford’s Theatre (teatro Ford), mientras que Kennedy recibió el impacto de bala mientras viajaba en un auto de la marca Ford.

 

LOS ASESINOS

Ninguno de los dos hombres culpables fue juzgado. El asesino de Lincoln, John Wilkes Booth, murió por una bala mientras escapaba de los policías, y Lee Harvey Oswald, el único imputado por el asesinato de Kennedy, murió de un balazo en el estómago antes de que pudiera entrar a prisión.

Otras coincidencias completan este listado, como el hecho de que los apellidos Lincoln y Kennedy tienen siete letras cada uno, y el hecho de que la lucha de ambos siempre puso énfasis en los derechos civiles con que se vieron obligados a gestionar debido a acontecimientos que estaban teniendo lugar en EE.UU. más allá de su control.

Los datos, relevantes o no, han despertado tanta curiosidad como críticas. que aseguran que tal lista de casualidades es solamente eso: un compendio curioso de coincidencias.

 

Edición de esta semana
JAZMÍN SANTIAGO DE 11 AÑOS RECIBIRÁ TRASPLANTE DE MEDULA ÓSEA DE SU HERMANITA PARA ANULAR SU LEUCEMIA
A Jazmín Santiago de 11 años le diagnosticaron leucemia aproximadamente 2 semanas antes del comienzo del año escolar (agosto de 2019). Ella ha tenido que faltar a clases en la escuela católica St. Theresa en Little Rock, todo este año escolar ya que su asistencia fue restringida durante sus tratamientos de quimioterapia.   / ver más /
Alan Rodríguez, de 24 años, inmigrante y graduado en 2013 de Fayetteville High School que ha vivido en los EE.UU. Durante los últimos 20 años, fue arrestado en septiembre y acusado de actividades criminales, cargos relacionados con sus grafitis en el Gordon Long Park.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Los candidatos a la presidencia de ambos partidos, progresistas o conservadores, usualmente hablan fuerte en las elecciones primarias sobre sus enfoques para apelar a sus bases. Pero para las elecciones generales, los candidatos se pasan al centro político, para atraer a los votantes indecisos y a los independientes.   / ver más /