¿DEBERÍA PAGAR EL GOBIERNO DE EE.UU. UNA COMPENSACIÓN A LOS DESCENDIENTES DE ESCLAVOS? 
EXPERTOS CONSIDERAN QUE UN PAGO SIMBÓLICO NO ATACARÍA LA RAÍZ DEL PROBLEMA SI NO VA ACOMPAÑADO DE UNA LEY DE DERECHOS DE JUSTICIA ECONÓMICA 
16256A.jpg

Hay expertos que afirman que el gobierno debería indemnizar a los descendientes de las víctimas de la esclavitud. En EE.UU., un creciente número de voces afirman que la respuesta son las compensaciones. Estas constituyen alguna forma de restitución por la esclavitud y pueden incluir la presentación de disculpas y el pago de dinero a ciudadanos cuyos ancestros fueron esclavos.

Es una idea a favor de la cual se han manifestado muchos académicos y activistas afroestadounidenses, pero que los políticos han dejado de lado.

Sin embargo, la creciente discusión pública sobre las desigualdades raciales -un asunto sobre el cual han estado opinando recientemente varios aspirantes a la candidatura presidencial del Partido Demócrata- ha puesto este tema en la agenda pública.

Una colaboradora de la cadena Fox News habló en contra de posibles compensaciones, argumentando que EE.UU., en realidad, merece más reconocimiento por haber puesto fin a la esclavitud tan pronto como lo hizo. “EE.UU. fue el primer país que acabó con ella en 150 años y no obtenemos reconocimiento por ello”, dijo Katie Pavlich, quien agregó que las reparaciones solamente “alimentarían más las tensiones raciales”.

Desde la era de la Guerra Civil, cuando oficialmente se puso fin a siglos de esclavitud, se ha hablado de hacer reparaciones a los afroestadounidenses. Algunos expertos han calculado el valor del trabajo esclavo en EE.UU. en cifras que van desde miles de millones hasta billones de dólares.

Por otra parte, hay que considerar que, incluso después del fin técnico de la esclavitud, a los negros en EE.UU. se les negaba la educación, así como el derecho al voto y a la propiedad privada.

Quienes abogan por las reparaciones señalan estas desigualdades históricas como causas de la actual brecha entre los estadounidenses blancos y negros en temas de ingresos, vivienda, salud y niveles de encarcelamiento.

Darrick Hamilton, del Instituto Kirwan para el Estudio de la Raza y de la Etnicidad de la Universidad de Ohio, considera que el impacto de la esclavitud se sigue manifestando en la sociedad estadounidense. “La consecuencia material es evidente en la brecha racial de la riqueza. Psicológicamente, la consecuencia es que tratamos a los negros sin dignidad y los deshumanizamos en los espacios públicos”, dijo.

En 2014, la periodista Ta-Nehisi Coates propició un debate público sobre este tema con la publicación de un trabajo sobre los argumentos a favor de las reparaciones. Coates detallaba cómo la política de vivienda y la brecha de ingresos en particular ilustraba con claridad cómo los ciudadanos negros aún están afectados por el pasado.

Décadas de segregación racial mantuvieron a las familias negras lejos de las áreas blancas, las cuales tenían un mejor acceso a la educación, a la salud, a los alimentos y al resto de servicios, al tiempo que la discriminación institucionalizada afectaba el desarrollo económico de los afroestadounidenses.

Una encuesta del Instituto Marist de Opinión Pública, realizada en 2016, halló que 58% de los negros estadounidenses apoyan las reparaciones, mientras que 81% de los estadounidenses blancos se oponen a esa idea.

Un argumento en contra de las reparaciones apunta que estas podrían aumentar la división entre los ciudadanos.

Pero incluso algunos activistas negros se han opuesto en el pasado a las reparaciones. “Es insultante para los negros ofrecerles reparaciones por el sufrimiento de las generaciones pasadas, como si el balance de un pasado irreparable pudiera arreglarse con un pago”, señaló en su momento Bayard Rustin, un activista que fue amigo de Martin Luther King Jr.

Pero es que, además, muchos expertos consideran que un pago simbólico en metálico no atacaría la raíz del problema si no va acompañado de una ley de derechos de justicia económica.

La esclavitud fue un fenómeno extendido en América Latina y es la región del mundo con más descendientes de esclavos africanos. Hay decenas de millones. Si bien las definiciones raciales cambian según el país, el porcentaje de la población total con algún ancestro negro llega a ser del 62% en Cuba, 45% en Brasil y 26% en Colombia. 

 

Edición de esta semana
NIÑO CON DISCAPACIDADES ESPECIALES ES SUPUESTAMENTE GOLPEADO POR ASISTENTE DE MAESTRO EN LA ESCUELA SECUNDARIA “CLOVERDALE” 
Por Michel Leidermann
Según lo denunció María Alba, la madre, a su hijo Juan Pablo Méndez Alba de 12 años de edad que asiste a la Cloverdale Middle School en Little Rock, fue agredido físicamente por un maestro del plantel y dice que el incidente fue grabado por dos cámaras de video.   / ver más /
Fotografías por Jimenez Imagery   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El gobierno federal asiste, con vivienda y alimentos a varios de los 46,2 millones de pobres de EE.UU., pero la educación y la salud son cada vez más esquivas   / ver más /