EL NO PAGAR MULTAS DE TRÁNSITO PUEDE PERJUDICARLO EN FORMAS INESPERADAS INCLUYENDO LA DEPORTACIÓN
16246A.jpg

Si un inmigrante quien está ilegalmente e incluso en trámite de regularización, es detenido por una orden de arresto debido a multas de tránsito pendientes de pago, la situación puede escalar hasta lo que se conoce como una “retención”. Es entonces cuando ICE pide a una cárcel local o estatal retener a la persona más tiempo de lo que harían, para posibles fines de control migratorio.

Algunos inmigrantes señalaron que las multas de tráfico eran demasiado costosas y que no las podían pagar. 

La legislación vigente en materia de inmigración no permite a los inmigrantes indocumentados obtener una licencia de conducir. 

Para que las familias puedan funcionar en una comunidad con servicios de transporte publico limitado como Little Rock y North Little Rock, esto significa que muchas personas decidan conducir sin las licencias correspondientes.  Esto sin duda hace muy difícil el transportar a la familia, ir a la escuela y al trabajo.  

Conducir sin una licencia valida (sin licencia, una licencia suspendida o una licencia vencida son básicamente la misma cosa) puede causar muchos problemas dependiendo el número de violaciones que la persona haya cometido.  

Para infractores que son detenidos por primera vez, las consecuencias son menores (por lo general, el agente sólo emitirá un ticket), mientras que para las personas que tienen múltiples delitos las consecuencias pueden ser mayores (gastos de corte, multa, prisión o incluso deportación)

Si a usted lo han dejado ir en el pasado con una advertencia o simplemente un ticket y luego la policía lo detiene nuevamente, usualmente la policía no será tan amable y aplicará todo el rigor de la ley.  Probablemente, requerirá una comparecencia al tribunal de tráfico y las sanciones variarían desde los honorarios y los gastos de la corte y, en ocasiones, incluso una llamada al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Si usted tiene suerte de salir de la infracción con un ticket o con los gastos de la corte, lo mejor que usted espera es el no tener que manejar sin una licencia o no ser detenido nuevamente. Sin embargo, si la persona tiene antecedentes penales o si ICE está presente, incluso pequeñas infracciones de tráfico pueden crear problemas muy graves.  

Por lo general, la policía local no les importa el estatus migratorio de una persona a menos que la persona haya sido arrestada o detenida varias veces por infracciones de tráfico. 

Del mismo modo, incluso ICE por lo general no se interesa en individuos con infracciones menores como exceso de velocidad, multas por estacionarse mal o el manejar sin licencia. Sin embargo, ICE toma más interés en el caso cuando alguien tiene una historia criminal más amplia (conductores reincidentes o conductores en estado de ebriedad).

Si la policía llama a ICE porque alguien ha tenido varias violaciones de conducir o antecedentes penales, ICE puede pedirle a la policía local que mantenga a la persona en la cárcel hasta que ellos tengan la oportunidad de venir y cuestionar a la persona. Cuando ICE llega harán preguntas acerca del historial de inmigración (deportaciones anteriores) y su estado de inmigración actual. Si el individuo no tiene un historial de violaciones de leyes de inmigración o de crímenes, ICE generalmente no tiene interés en avanzar hacia la deportación.

Incluso, si el individuo con pequeñas infracciones de tráfico no termina en grandes problemas (arresto, tiempo en la cárcel o participación de ICE), aún puede tener problemas en el futuro. Por lo general, individuos empiezan a tener problemas cuando no pagan sus multas o los gastos de la corte. El gobierno no es muy tolerante cuando la gente no paga las multas por sus infracciones o crímenes.  Si el castigo es prestar servicio a la comunidad o una multa de $100 por un ticket por exceso de velocidad, se espera que sean pagadas a tiempo. El no pagar sus multas, puede perjudicarlo en formas inesperadas en momentos inesperados. 

 

Edición de esta semana
NIÑO CON DISCAPACIDADES ESPECIALES ES SUPUESTAMENTE GOLPEADO POR ASISTENTE DE MAESTRO EN LA ESCUELA SECUNDARIA “CLOVERDALE” 
Por Michel Leidermann
Según lo denunció María Alba, la madre, a su hijo Juan Pablo Méndez Alba de 12 años de edad que asiste a la Cloverdale Middle School en Little Rock, fue agredido físicamente por un maestro del plantel y dice que el incidente fue grabado por dos cámaras de video.   / ver más /
Fotografías por Jimenez Imagery   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El gobierno federal asiste, con vivienda y alimentos a varios de los 46,2 millones de pobres de EE.UU., pero la educación y la salud son cada vez más esquivas   / ver más /