CUANDO LA PRESIÓN ARTERIAL ES RIESGO DE DERRAME Y EMBOLIA
15540A.jpg

Muchos adultos jóvenes y de mediana edad podrían estar en riesgo, sin saberlo, de un incidente vascular cerebral, como derrame y embolia (coagulo). La prehipertensión también puede incrementar el riesgo.

Un nuevo estudio revela que incluso una presión arterial ligeramente más elevada de la normal -pero que no se considera alta- podría incrementar la probabilidad de sufrir una enfermedad vascular cerebral (ECV) hasta en 80%.

La presión arterial se regula con dos mediciones en milímetros de mercurio (mmHg): la presión sistólica y la diastólica. En los adultos, el número ideal de presión sistólica debe ser de 120 mmHg o menos y el ideal de la presión diastólica es de 80 mmHg o menos. Y se considera hipertensión a una medida mayor de 140/90 mmHg.

Se sabe que la hipertensión es uno de los factores clave que pueden duplicar el riesgo de una ECV, junto con la diabetes, obesidad, tabaquismo, entre otros.

Pero hasta ahora se pensaba que el nivel de prehipertensión no incrementaba ese riesgo, pero científicos de la Universidad de California, San Diego, encontraron que las personas con prehipertensión tenían 55% más probabilidad de desarrollar una EVC que la gente con niveles normales de presión arterial, incluso tomando en cuenta otros factores como la edad, sexo, diabetes, obesidad, nivel de colesterol y tabaquismo.

Se calcula que una de cada tres personas en EE.UU. tiene niveles de presión arterial ligeramente elevados.

 

Edición de esta semana
NOSOTROS
Por Michel Leidermann
El estado actual de nuestra sociedad revela una sombría realidad. La cantidad de muertes por virus en EE.UU. se eleva sin cesar hacia los 100.000.   / ver más /
El gobernador Asa Hutchinson anunció que el recuento oficial de casos en Arkansas aumentó a 7.818 el martes 2. El número de muertes atribuidas a covid-19 llegó a 136.   / ver más /