LAS MUJERES FUERON BOTÍN DE LA DICTADURA MILITAR ARGENTINA (1976-1983)
EN UN CENTRO CLANDESTINO DE DETENCIÓN QUE FUNCIONÓ EN UNA ZONA PRÓSPERA DE BUENOS AIRES, PASARON CERCA DE 5.000 HOMBRES Y MUJERES
15443A.jpg

Una exposición en la que fuera la sede de la Escuela Superior de Mecánica de la Armada, el mayor centro clandestino de detención del régimen militar argentino (1976-1983), muestra la violencia sexual ejercida contra las secuestradas

Los delitos sexuales perpetrados contra las mujeres secuestradas durante la dictadura argentina estuvieron silenciados durante décadas. Comenzaron a conocerse de a poco, como casos sueltos, ante los tribunales, pero desde 2011 se investiga su uso “como un mecanismo sistemático, no aislado”, en palabras del juez de instrucción, Sergio Torres. 

Algunas de las supervivientes contaron que fueron manoseadas y abusadas con los ojos cubiertos por la capucha que les obligaban a llevar a todas horas. “No los pude identificar. El no poder ver es muy terrible, uno no puede defenderse, ni saber dónde está, no poder ver a la persona”, declaró A. M. en el segundo juicio por los crímenes perpetrados en este centro clandestino de detención, que funcionó en una de las zonas más prósperas de Buenos Aires, frente a la avenida Libertador, y por el que pasaron cerca de 5.000 hombres y mujeres.

Ser obligadas a desnudarse frente a sus secuestradores, no poder ducharse después de haber sido violadas, recibir golpes en sus partes íntimas y tener que entregarles compresas empapadas en sangre para que les diesen una limpia son otras de las violencias descritas por las 28 supervivientes incluidas en la muestra Ser mujeres en la ESMA.

Las actuaciones en la causa que investiga estos delitos contra la integridad sexual tienen carácter secreto y el nombre de casi todas las víctimas se mantiene en reserva “para evitar exponerlas y revictimizarlas”, dice el juez Torres.

Algunas de las secuestradas confesaron que una vez que caían en manos de los militares asumían que iban a sufrir abusos. “Las mujeres éramos su botín de guerra”, dijo ante los jueces. “Es algo muy habitual la violencia sexual. Y utilizar o considerar a las mujeres como parte del botín es un clásico en todas las historias represivas de las guerras. Son innumerables los casos y en esto no fue una excepción”. 

El nuevo auge del feminismo en todo el mundo ha ayudado a muchas de las detenidas a poder poner en palabras lo que sufrieron durante su detención. 

 

Edición de esta semana
LOS ASOMBROSOS PECES DE TANIA PÓO
Por Michel Leidermann
Al visitar el sábado 11 en el Jardín Bernice de Little Rock el evento de “Tacos y Tianguis” organizado por El Zócalo, Centro de Recursos para Inmigrantes, me encontré con la agradable sorpresa de descubrir un tipo de arte en papel que yo desconocía hasta la fecha. Otros asistentes también decían ¡Qué padre…! al admirar los hermosos peces de color que no parecen hechos de papel.   / ver más /
La idea de celebrar el Día del Padre se originó en 1909, cuando una mujer, Sonora Louise Smart, nacida en Jenny Lind, condado de Sebastian, Arkansas en 1882, propuso la idea. Ella quería homenajear a su papá, William Jackson Smart, quien sirvió como sargento en el regimiento de artillería de Arkansas (Union’s First Arkansas Light Artillery) durante la Guerra Civil. La familia se trasladó posteriormente en 1887 cerca de Spokane, Estado de Washington.   / ver más /
A medida que Arkansas sufre inundaciones y daños históricos, la Procuradora General, Leslie Rutledge, advierte a los residentes que tengan cuidado con los estafadores de seguros contra inundaciones que intentarán robarle su dinero en medio del caos.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Los profesionales médicos de Arkansas y todo el país están de acuerdo en que nos enfrentamos a una enorme escasez de médicos y enfermeras. Por lo general, las enfermeras son la primera persona que un paciente ve, la persona que ordenará sus medicamentos a la farmacia, la persona que lo “seguirá” cuando el tratamiento esté completo.   / ver más /