ESTUDIANTES LATINOS DE “UCA” MIRAN CON OPTIMISMO SU FUTURO
PROGRAMAS DE BECAS LES PERMITE ESTUDIAR SIN MAYORES PREOCUPACIONES FINANCIERAS
15340A.jpg
De Izq. a Der: Marcos Ramírez, Eileen Campillo, Itzel Velázquez, José Martínez, Melisa Velázquez, Laura Peredo, y Javier Hernández.

La Universidad de Arkansas Central (UCA) es una universidad pública en Conway, una de las más antiguas de Arkansas fundada en 1907 como la Escuela Normal del Estado de Arkansas. Actualmente UCA ocupa más de 120 edificios dentro de sus 356 acres (1.44 km2).

Hoy en día, con una misión académicamente más diversa, UCA es conocida por sus programas reconocidos a nivel nacional en enfermería, educación, terapia física, negocios, artes escénicas y psicología. Ofrece clases pequeñas con una proporción de estudiantes por profesor de aproximadamente 16 a 1, que permiten mejores vínculos entre docentes y alumnos y el estudio a fondo de una variedad de materias interdisciplinarias. Además, ofrece más de 150 programas de pregrado, posgrado.

La universidad comprende seis colegios: el Colegio de Bellas Artes y Comunicación, el Colegio de Ciencias Naturales y Matemáticas, el Colegio de Negocios, el Colegio de Salud y Ciencias del Comportamiento, el Colegio de Artes Liberales y el Colegio de Educación.

UCA tiene este año académico alrededor de 12,000 estudiantes (2.000 de ellos de posgrado) lo que la convierte en una de las universidades más grandes del estado. Cerca del 6% (800) son latinos y aumentando cada año. Los números pueden varias por diversas evaluaciones.

Sus costos de matrícula y otras cuotas por semestre (Año académico 2017-2018) son aproximadamente para licenciatura para estudiantes en el estado (15 horas) $ 4,262.10 y de fuera del estado - $ 7,523.55); y para graduados en el estado (9 horas) -$ 3,046.74 y fuera del estado - $ 5,450.19.

Claro está que muchos estudiantes reciben sustanciales becas que disminuyen y hasta eliminan estos costos. 

Entre ellas el programa de honores Norbert O. Schedler establecido en 1982 que brinda mejores oportunidades educativas a estudiantes admitidos a través de un proceso de solicitud altamente competitivo, incluyendo calificaciones (GPA de 3.5) más 2 ensayos y 2 cartas de recomendación sobre conductas académicas y servicio a la comunidad.

Además, reciben las becas Arkansas Challenge financiadas en gran parte por la Lotería de Arkansas, y disponibles para estudiantes graduados de la escuela secundaria, estén actualmente matriculados en la universidad, se inscriban en la universidad por primera vez o se vuelvan a inscribir después de un período de tiempo fuera de la universidad.

Cuando se agrega la beca de Honors a la beca Arkansas Challenge, se eleva el total de las becas a la cantidad necesaria para cubrir el costo directo de UCA que incluye 15 horas por semestre, cuotas obligatorias, alojamiento y comida, y el costo adicional de una habitación privada (para residentes Honors) constituyendo una subvención completa (Full-Ride) renovable por un total de 8 semestres.

Los estudiantes de Honores en UCA dicen que esta universidad les ha ayudado a facilitar su transición a la educación superior, a conectarlos mejor con compañeros y profesores que se preocupan por su éxito, progresar sus calificaciones y el pensamiento crítico, y brindarles una experiencia educativa sumamente gratificante.

 

EL LATINO entrevistó a siete de los muchos estudiantes latinos de UCA para obtener una perspectiva sobre sus estudios, intereses para el futuro y satisfacción con la universidad. Esto es lo que dijeron:

 

LAURA PEREDO, de 20 años, llegó a EE.UU. con su familia desde San Luis Potosí cuando tenía 3 años. Se graduó de la North Little Rock High School y ahora está en el segundo año de enfermería y su deseo es graduarse como enfermera pediátrica en alguna universidad fuera de Arkansas. Su familia reside ahora en Sherwood, pero ella eligió vivir en las residencias universitarias por el ambiente, compañerismo y cercanía, Es una estudiante DACA y obtuvo una beca que básicamente cubre la mitad de sus costos universitarios. Dice que los profesores de UCA la han apoyado y ayudado ampliamente. De su experiencia dice que hay que seguir y luchar por sus sueños para que estos se hagan realidad.

 

ITZEL VELÁZQUEZ, de 22 años, ella y su familia son originarios de Chiapas. A finales de este semestre Itzel se gradúa en Ciencias Políticas y Estudios Internacionales y quiere seguir sus estudios de posgrado en alguna universidad fuera de Arkansas. Su objetivo es trabajar en una organización internacional sin fines de lucro en problemas que afectan a los inmigrantes como ser pautas de inmigración y educación, oportunidades de empleo, discriminación, y en proponer y conseguir aprobar políticas que los ayuden. 

En realidad, es una continuación del activo trabajo que Itzel ha realizado durante sus años en UCA tratando de lograr progresos a nivel local que podrían extenderse a nivel nacional. Ahora mismo está colaborando con Arkansas United para que la legislatura de Arkansas apruebe un estatuto para que estudiantes DACA que completen sus estudios de enfermería puedan ejercer en el estado.

 

JAVIER HERNÁNDEZ, de 19 años, nació en el noreste de Arkansas, pero su padre es de Ciudad Juárez y su madre de Durango. Javier se graduó de la Rogers High School y ahora está en el segundo año de Ciencias del Medio Ambiente y Ciencias Políticas. Su objetivo es aprender cómo funcionan los gobiernos y como cualquier ciudadano puede involucrarse en su conducción y para futuramente trabajar en el sector público. Es un estudiante de Honores y por ello se hace acreedor a becas completas. 

EILEEN CAMPILLO, de 21 años, nació en Texas, y su padre es de Santa María del Rio y su madre de San Luis Potosí y ahora viven en North Little Rock. Actualmente ella está en el tercer año estudiando Biología y espera completar sus estudios de posgrado en veterinaria en alguna universidad en OK o LU. Asegura que el programa de biología de UCA es muy bueno y los profesores muy alentadores y de gran ayuda. Es un estudiante de Honores y por ello se hace acreedora a becas completas. Dice que nunca se debe dejar de intentar a pesar de que el camino universitario es largo y riguroso.

MELISA VELÁZQUEZ, de 18 años, ella y su familia son originarios de Chiapas. Acaba de iniciar sus estudios de primer año en contabilidad. Investigando su ideal de trabajar futuramente en empresas, encontró que contabilidad era uno de los muchos campos entre los que podía elegir, pero se decidió por este por sus habilidades en matemáticas. Apenas comenzando sus estudios aún no está muy al tanto de muchas de las leyes tributarias con las cuales tendrá que lidiar en su profesión. Había considerado matricularse en Hendrix College pero escogió UCA porque le gustó más el campus y por las becas ofrecidas.

 

JOSÉ MARTÍNEZ, de 21 años, nació en Texas, y sus padres son de San Luis Potosí. Actualmente está en el segundo año estudiando nutrición. Estando en la secundaria investigó varias opciones de carrera como la culinaria, pero encontró algo más sofisticado en nutrición para su camino a un título. Después de graduarse tiene varias opciones para trabajar como nutriólogo clínico, o como dietista en colegios, o en el sector privado como dietista itinerante. Su opinión sobre las diversas dietas que están de moda es que muchas con la pérdida y la ganancia cíclicas de peso se asemejan al sube y baja de un yo-yo. Cree que los alimentos orgánicos son buenos, pero no demasiado mejor que los regulares y que hay que tener cuidado con la propaganda de ciertos productos que impulsan sus beneficios, a veces solo aparentes.

 

MARCOS RAMÍREZ, de 22 años reside en Bentonville y sus padres son de Santa Inés, Guanajuato. Está completando el tercer año de sus estudios en Comunicaciones y Relaciones Públicas. Espera continuar sus estudios de posgrado después de graduarse en UCA. Dice que tuvo que enfrentar dificultades inicialmente por no dominar el inglés ya que cuando pequeño hablaba español principalmente. Dice que la era digital de comunicaciones permite una mayor transparencia y fluidez pero que mucha gente solo lee los titulares. En cuanto a los anuncios comerciales, encuentra que sus contenidos clarifican su mensaje de acuerdo a las condiciones de educación de las audiencias, pero que en general son entretenidos. También piensa que los medios que se dirigen a la comunidad latinas debieran ser bilingües.

 

En conclusión, los siete jóvenes aseguraron que es muy importante mantener el idioma español vivo a pesar de estudiar en inglés. En cuanto a UCA, todos coincidieron que esta universidad trata a los estudiantes latinos muy amigablemente, el campus es muy bonito y les ofrece buenas posibilidades de obtener becas. Además, a los estudiantes DACA, los categoriza como residentes en el estado y no como extranjeros para pagar una matrícula más baja. De hecho, aseguran que los costos totales de los estudios son casi la mitad de otras universidades en Arkansas. 

 

 

Universidad de Arkansas Central (UCA) Oficina de Admisiones. 201 Donaghey Ave., Bernard Hall, Suite 103. Conway, AR 72035. 501.450.3128

 

Edición de esta semana
GOBERNADOR FIRMA LEYES QUE PERMITEN LICENCIAS DE ENFERMERÍA Y MATRICULA UNIVERSITARIA ESTATAL A BENEFICIARIOS DE DACA 
Por Michel Leidermann
La legislatura de Arkansas finalmente aprobó dos proyectos de ley que benefician a jóvenes DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) y el miércoles 10 el gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, las firmó para entrar en vigencia de inmediato en todo el Estado.   / ver más /
Por Michel Leidermann El gobernador republicano de Arkansas, Asa Hutchinson, dijo a reporteros el miércoles 10, que planeaba firmar un proyecto de ley del Senado SB411 contra el estado de “ciudad santuario” y aprobado por los legisladores el último día de la sesión legislativa, a pesar de su preocupación de que una disposición dentro de la ley podría conducir al más perfilamiento racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El proyecto de ley SB 411 de Arkansas contra las “ciudades santuario”, es un ataque dirigido principalmente a Little Rock, que no es una ciudad santuario. Fue aprobado por la legislatura republicana de Arkansas y promulgada por el gobernador Asa Hutchinson   / ver más /