ABUSOS DE LA IGLESIA CATÓLICA: QUE HAN GOLPEADO A LATINOAMÉRICA 

Sacerdotes latinoamericanos han protagonizado algunos de los mayores escándalos de abusos en la Iglesia. Tras décadas de silencio, las víctimas comienzan a ser escuchadas. 

La histórica cumbre que se realizó en el Vaticano, con todos los presidentes de las conferencias episcopales del mundo, revive, a gran escala, la cita que ya tuvo Francisco con los 34 obispos chilenos en mayo de 2018. En esa ocasión los llamó a Roma, después de ordenar una investigación que reveló la magnitud del problema en Chile y dio pie a un inicio de limpieza en la jerarquía del clero local.

Pero los demás países latinoamericanos no escapan a esta crisis. Con distintas magnitudes y alcances, ya sea en parroquias, escuelas, seminarios u organizaciones de vida apostólica, se repiten ciertos patrones comunes en que los abusadores alcanzan un gran poder sobre niños y jóvenes en situaciones vulnerables, dominan su voluntad y manipulan sus conciencias.

Las víctimas son acalladas y si se atreven a denunciar, no les creen o los acusados son trasladados a otras parroquias, donde igualmente pueden continuar con abusos sexuales y de conciencia. Los casos también tienen en común la falta de reacción oportuna por parte de las autoridades del clero para atender los reclamos de las víctimas, investigar y sancionar a los culpables.

A continuación, algunos casos que han sacudido a la región.

 

MÉXICO, Marcial Maciel

15332B.jpg
Marcial Maciel - México

Las denuncias contra el fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, cercano al Papa Juan Pablo II, demoraron décadas en ser escuchadas por el Vaticano, hasta que Benedicto XVI ordenó en 2006 una investigación. Para entonces, se supo de la doble o triple vida que escondía el poderoso sacerdote, quien había abusado de numerosos niños y jóvenes y tenía además varios hijos. Debido a su avanzada edad y delicado estado de salud, el caso fue cerrado y se le ordenó retirarse a una vida de penitencia y oración. Murió dos años más tarde.

 

HONDURAS, José Juan Pineda Fasquelle,

El año pasado, un grupo de seminaristas denunció una red de prácticas homosexuales en el seminario mayor de Tegucigalpa, que estaría protegida por el rector de la institución. Según testimonios, el escándalo llegaría hasta el exobispo auxiliar de Tegucigalpa, Mons. José Juan Pineda Fasquelle, cuya renuncia fue aceptada en julio pasado por el Papa.

 

PERÚ, Luis Fernando Figari,

Una investigación del Vaticano, que recogió cientos de testimonios, determinó que Luis Fernando Figari, fundador en 1971 del movimiento Sodalicio de Vida Cristiana, y otros tres miembros de la organización, cometieron abusos sexuales y otros vejámenes, incluidas sesiones de tortura, contra niños y jóvenes.

La asociación fue intervenida el año pasado y el Vaticano determinó que Figari, quien se encuentra en Roma, tiene prohibido regresar a Perú. Paralelamente, la justicia civil investiga a Figari y otros por delitos de asociación ilícita, abusos y secuestro.

 

ECUADOR, Luis Fernando Intriago Páez,

El expárroco Luis Fernando Intriago Páez, acusado de acoso sexual por varios menores, había sido amonestado varias veces y suspendido en 2013, hasta que el 2018 fue expulsado del sacerdocio. Intriago tenía cercanía con niños y jóvenes del Movimiento de Vida Cristiana. Víctimas denuncian que el cura también las sometía a sesiones de tortura denominadas la “dinámica del pecado”, supuestamente para poner a prueba su fortaleza.

 

ARGENTINA, Julio César Grassi,

Entre otros casos, está el del sacerdote Julio César Grassi, quien se hizo famoso en programas de televisión y campañas para recaudar fondos para la fundación Felices Los Niños, que él creó. Está preso desde 2013, cumpliendo una condena de 15 años por abuso sexual y corrupción de menores. Además, tiene una condena por malversación de fondos y desvío de donaciones en su beneficio.

 

CHILE, Fernando Karadima

15332C.jpg
Fernando Karadima - Chile

Décadas tardó la iglesia chilena en asumir la gravedad de los casos de abusos, decidirse a investigar y pedir perdón. En 2002, el exobispo Francisco José Cox fue alejado de sus funciones por “conductas impropias” y trasladado a Alemania. Recién el año pasado el Papa Francisco lo expulsó del sacerdocio. Acaba de regresar a Chile, donde enfrentará a la justicia.

El expárroco Fernando Karadima fue durante décadas el guía espiritual de jóvenes de familias de clase alta, sobre quienes ejerció abuso sexual y de conciencia. De sus filas salieron numerosos sacerdotes y obispos, lo que le dio influencia en el seminario y en el arzobispado de Santiago. Recién en 2010 las acusaciones se hicieron públicas. Una investigación vaticana declaró a Karadima culpable de abuso sexual con violencia contra menores y lo condenó a una vida de penitencia y reclusión. Posteriormente fue expulsado del sacerdocio. ​

 

Aunque el Papa expresó su vergüenza y pidió perdón por estos delitos, durante su visita a Chile, su defensa del obispo Juan Barros, cercano a Karadima, le valió el rechazo de la sociedad chilena. Francisco ordenó entonces una investigación a Monseñor Charles Scicluna y reconoció haber incurrido en graves errores de valoración.

En un gesto inédito, Francisco invitó al Vaticano a un grupo de víctimas chilenas y más tarde convocó a todos los obispos chilenos, quienes renunciaron en pleno. Hasta ahora, el Papa ha aceptado la dimisión de siete de ellos. Adicionalmente, la Fiscalía mantiene casos abiertos que involucran a más de 70 sacerdotes. El propio Cardenal Ricardo Ezatti, arzobispo de Santiago, enfrenta una investigación como supuesto encubridor de abuso sexual.

Otro caso que ha golpeado a la sociedad chilena es el de los Hermanos Maristas. El Papa ordenó un proceso debido a las numerosas y graves denuncias de parte de exalumnos. También el de Cristián Precht, quien dirigió la Vicaría de la Solidaridad, emblemático organismo de la iglesia católica ligado a la defensa de los derechos humanos durante la dictadura militar. Tras una investigación, fue expulsado del sacerdocio.

Y para rematar, otro ícono de la iglesia chilena, el jesuita Renato Poblete, ya fallecido, quien dirigió por 18 años la mayor obra de beneficencia del país, el Hogar de Cristo. Recientemente la iglesia anunció una investigación por presuntas conductas abusivas contra una mujer. 

 

Edición de esta semana
CORTE PERMITE TERMINAR CON EL “TPS” PARA INMIGRANTES DE EL SALVADOR, NICARAGUA, HAITÍ Y SUDÁN
El lunes 14 con una decisión de 2 votos contra 1, la Corte de Apelaciones del 9º Circuito avaló al Gobierno del presidente Donald Trump para terrminar el programa del Estatus de Protección Termporal (TPS) para beneficiarios de El Salvador, Nicaragua, Haití y Sudán, y que afectará a unos 300,000 inmigrantes y sus familias.     / ver más /
Al 9 de septiembre de todos los casos positivos en Arkansas, el 20.8% eran latinos; esto significa 13,804 casos. De todas las muertes el 8.1% eran de latinos con un total de 75 fallecidos. De todas las pruebas positivas entre latinos, el 49,6% eran hombres y el 50,3% eran mujeres, 37.7% tenían entre 25 y 44 años, 24,0% tenían entre 45 y 64 años, 19.4% tenían hasta 17 años, el 15.3% entre 18 y 24 años y el 3,6% tenía 65 años o más.   / ver más /
El jueves 10 el Dr. José Romero, Director de Salud de Arkansas explicó que a la fecha hay 3 vacunas en desarrollo en los Estados Unidos por 3 compañías diferentes. La primera empresa es Moderna, la segunda Pfizer / BioNTech y la tercera es AstraZeneca.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Consistentemente he escuchado de adultos la misma queja: “muchos niños hoy día no tienen modales”.   / ver más /