MAJUNIK, LA ASOMBROSA “CIUDAD DE LOS ENANOS” DE IRÁN 
HACE 100 AÑOS SUS HABITANTES MEDÍAN SOLO HASTA 1 METRO
15106A.jpg

De las aproximadamente 200 casas de piedra y barro del casco histórico de Majunik en el extremo oriental de Irán, entre 70 y 80 son excepcionalmente bajas, con alturas que van de los 1,50 a los 2 metros y cielos rasos que en algunos casos no superan el metro y medio. 

Hasta hace más o menos un siglo, algunos de los residentes de Majunik —una aldea de 1.500 años ubicada a unos 75 kilómetros de la frontera con Afganistán ubicada en la provincia de Jorasán del Sur — medían nada más un metro, aproximadamente 50 centímetros menos que la estatura promedio de la época.

Y, en 2005, un cuerpo momificado que medía 25 centímetros fue encontrado en la región.

El descubrimiento alimentó la creencia de que, en este remoto rincón de Irán, conformado por 13 aldeas, incluida Majunik, alguna vez estuvo ubicada la “Ciudad de los enanos”.

Eventualmente los expertos determinaron que la momia en realidad pertenecía a un bebé prematuro muerto hace unos 400 años.

Pero también sostienen que las generaciones anteriores de residentes de Makhunik sí eran mucho más bajo que lo normal.

La desnutrición contribuyó significativamente a la escasa altura de los habitantes de la zona: criar animales siempre ha sido difícil en esta región seca y desierta, y la única agricultura posible era la de nabos, trigo, cebada y una fruta parecida al dátil llamada jujube.

Los habitantes de Majunik subsistían a base de simples platos vegetarianos como kashk-beneh (hecho con suero y un tipo de pistacho que crece en las montañas) y pokhteek (una mezcla de suero seco y nabos). Aunque la anomalía dietética más sorprendente tal vez era la forma en la que desdeñaban el té, uno de los símbolos de la cocina y hospitalidad iraní.

A mediados del siglo XX la construcción de carreteras y la proliferación de vehículos permitió que los habitantes de la zona pudieran acceder a ingredientes llegados de otras partes de Irán, como arroz y pollo.

Aunque en la actualidad la mayoría de los 700 residentes de Majunik son de estatura promedio, los recuerdos del pequeño tamaño de sus antepasados abundan.

Construir estas pequeñas viviendas no era sencillo. Y la escasa estatura de sus habitantes no era la única razón de su pequeño tamaño. En la zona había pocos animales domésticos lo suficientemente grandes como para arrastrar vagones y pocas carreteras, por lo que los locales tenían que transportar los materiales a mano durante kilómetros.

Al mismo tiempo, aunque se mantuvieran atestadas las casas más pequeñas también eran más fáciles de calentar o enfriar que las casas más grandes, y también se confundían mejor con el medio ambiente, escondiéndolas mejor de los ojos de potenciales invasores.

La vida en la aldea sigue siendo dura: la poca agricultura que existe se ha visto afectada en los últimos años por causa de la sequía, obligando a los habitantes más jóvenes a partir en busca trabajo.

Los habitantes más jóvenes de Majunik esperan que sus casas liliputienses logren atraer turistas.

Los habitantes más viejos, por su parte, dependen de los subsidios del gobierno. 

 

Edición de esta semana
FORO EN ESPAÑOL SOBRE REGLAS DE MANEJAR 
Cerca de cien residentes de habla hispana de Little Rock aprendieron acerca de las reglas de manejar en una sesión informativa el viernes 7 de junio de 6 a 8 P.M. en el Centro Comunitario del Suroeste (#6401 Baseline Rd.). Se abarcaron temas como la condición y el mantenimiento de vehículos motorizados, las leyes de tráfico en Arkansas, señales de tráfico y de tránsito, y conducción segura. Se entregaron copias del manual de tránsito de Arkansas en español a los asistentes.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Las jugadoras estadounidenses comenzaron su carrera hacia la Copa Mundial Femenina de la FIFA al vencer a Tailandia 13-0 el martes 11 en Francia, estableciendo los récords de la Copa para la mayoría de goles y la mayor diferencia de goles, ya que Alex Morgan anotó cinco veces. Los Estados Unidos fueron implacables y celebrando cada gol hasta el final.   / ver más /