EL ESTADO DE WASHINGTON PENALIZA A CONDUCTORES SIMPLEMENTE POR TENER SUS CELULARES EN LA MANO

El 23 de julio del 2017 entró en vigor una ley que básicamente hace la práctica de sostener un celular al manejar una “ofensa primaria”, asegura el Departamento de Motores y Vehículos (DMV) del Estado de Washington en su sitio web. La ley va más allá de solo prohibir las llamadas o textos por teléfono, pues prohíbe tocar un celular a la hora de conducir un vehículo

La ofensa puede quedar registrada permanentemente en el historial de manejo de un conductor y tiene como propósito sancionar a los conductores distraídos.

“La ley estatal actual sólo prohíbe enviar mensajes de texto o sostener un teléfono en la oreja mientras conduce. Bajo la medida, ‘el uso mínimo de un dedo’ para activar, desactivar o iniciar una función menor en un dispositivo electrónico de mano mientras está detrás del volante todavía se permitirá”, explica el Departamento.

La primera ofensa por ser atrapado sosteniendo un celular costará $136, y la segunda ofensa le costará $234.

Pero el estado de Washington no es el único en implementar regulaciones estrictas en contra del uso de un teléfono al manejar, al menos 16 estados de la Unión Americana, Puerto Rico, Guam y las Islas Vírgenes tienen leyes similares que restringen el uso de dispositivos tecnológicos al conducir, informó el Governor´s Highway Safety Association en su sitio web.   

 

Edición de esta semana
CONTRATAR A PERSONAS QUE HAN SIDO MARGINADAS PODRÍA SER SOLUCIÓN PARA LA ACTUAL ESCASEZ DE TRABAJADORES
Estados Unidos sigue enfrentando una importante crisis de mano de obra. Son diversas las industrias que han sido golpeadas, por la falta de trabajadores que se sumen para hacer que las empresas funcionen como deben, o al menos como esperarían los empleadores.    / ver más /
La Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC) es la institución latina más antigua y más grande de los Estados Unidos con más de mil capítulos (consejos) en todo el país.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Se acerca la temporada navideña, pero por mucho que nos gustaría liquidar esta pandemia, esta no ha terminado. El clima más frío está empujando a la gente puertas adentro y han aparecido nuevas olas de infección. Las personas no vacunadas, combinadas con la disminución de la eficacia de la vacuna, están creando circunstancias para que el virus se propague más.   / ver más /