ABUELA FUE A PARAR A LA CÁRCEL... DE HOMBRES EN MIAMI
LA DOMINICANA DEMANDÓ AL CONDADO Y A LA CÁRCEL DICIENDO QUE HABÍA SIDO SOMETIDA A UN “CASTIGO CRUEL E INUSUAL”
15042A.jpg

Fior Pichardo de Veloz, una abuela que fue arrestada en Miami, sufrió una gran humillación por parte del Departamento de Prisiones del Condado de Miami-Dade: los carceleros la registraron como hombre y la mujer pasó casi 10 horas en una celda rodeada de reclusos maliciosos.

Su vergüenza aumentó cuando un juez federal desestimó su demanda, diciendo que los empleados de prisiones están protegidos de ser juzgados por negligencia.

Pichardo, ahora de 55 años, es abogada y funcionaria local electa en la República Dominicana.

Pero un tribunal federal de apelaciones restableció la demanda contra el médico Fredesvindo Rodríguez-García y la enfermera Fatu Kamara Harris de la cárcel, que insistieron en que los guardias de la cárcel consideraran a Pichardo como un hombre, aunque un examen físico ya había demostrado que era una mujer.

Pichardo había venido a Miami en el 2013 para el nacimiento de su nieto cuando fue detenida en un caso de drogas que desconocía que estaba pendiente.

Desde el principio, la evidencia era clara de que ella era una mujer: el agente que lo arrestó mencionó su género como femenino.

En la prisión Turner Guilford Knight, fue procesada como mujer. Una mujer policía la cacheó y le examinó sus áreas privadas para asegurarse de que no tenía contrabando escondido en su cuerpo.

Debido a su historial de presión arterial alta, Pichardo fue acompañada a la unidad médica para lo que se suponía que era un chequeo de rutina. Fue en ese momento en que Harris, la enfermera, le preguntó a la agente de prisiones Audrey Morman si Pichardo era un hombre. La razón: el expediente de Pichardo decía que estaba tomando píldoras hormonales.

Pichardo se estaba sometiendo a una terapia de reemplazo hormonal, pero para ayudar con los síntomas de la menopausia, algo que es común en las mujeres de 50 años.

La tarde del día siguiente de ser arrestada, Pichardo llegó al Centro de Detención de Metro West, una cárcel para hombres. La colocaron en una celda grande conocida como Three Alpha Wing. Estaba rodeada por unos 40 hombres, algunos de los cuales se echaron a reír y gritaron “¡mami! ¡mami! Tenía tanto miedo de usar el inodoro que “se orinó en la ropa”.

Los carceleros no se dieron cuenta del error hasta que familiares se presentaron en la cárcel y exigieron saber por qué Pichardo había sido trasladada a una cárcel de hombres. Entonces los empleados la sacaron de la celda para un nuevo examen.

Ella recordó que varios agentes hombres se rieron de ella durante el examen. Recordó que alguien le tomó una foto mientras estaba desnuda. 

Traumatizada, Pichardo más tarde demandó al condado y al personal de la cárcel diciendo que había sido sometida a un “castigo cruel e inusual” en violación de la Constitución de Estados Unidos. 

La corte de apelaciones dictaminó la conducta de la enfermera y el médico, ante la fuerte evidencia de que Pichardo era una mujer, como una “indiferencia deliberada”. 

 

Edición de esta semana
PLANEAN NUEVAS CAMPAÑAS ¿SABÍAS QUÉ…? DE INFORMACIÓN Y ALERTA
Una primera junta entre varios líderes de la comunidad latina en Little Rock, arrojó como resultado la planeación de nuevas campañas ¿Sabías qué…? de información y alerta a ser difundidas por los medios de comunicación latinos (prensa, radio y televisión) y mantener al tanto de los problemas más inmediatos y sus consecuencias y soluciones a una población que en general desconoce mucho sobre las situaciones que encaran y se dejan llevar por rumores infundados que causan pánico  y acciones que pueden resultar aún mucho más perjudiciales.   / ver más /
La Profesora María Touchstone del distrito escolar de North Little Rock, inmigrante de México, recibe felicitaciones de parte de Rosa Velázquez, Directora de Abogacía de Arkansas United, después de ser reconocida como la Administradora del año de Programas de Inglés, como segundo idioma del estado de Arkansas en la conferencia estatal 2019 de ARK-TESOL en Hot Springs.     / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Para que las cárceles cumplan con sus supuestos fines reintegradores, esos que pasan por nuestras leyes y reglamentos, es indispensable reducir el número de reos en las cárceles.   / ver más /