¡PREVENCIÓN DE DIABETES!
¡NOVIEMBRE ES EL MES NACIONAL DE LA PREVENCIÓN DE DIABETES!

La diabetes es una de las causas principales de insuficiencia renal (riñones), ceguera, amputaciones de piernas y pies, así como también de enfermedades cardíacas y de incidentes cerebrovasculares, y casos de ceguera en adultos. 

Aproximadamente 24 millones de estadounidenses tienen diabetes y cerca de una cuarta parte de ellos (5.7 millones) no sabe que tiene la enfermedad. Además, otros millones de personas tienen riesgo de contraer diabetes.

La diabetes es un grupo de enfermedades que se caracterizan por niveles altos de glucosa (azúcar) en la sangre como resultado de una producción deficiente de insulina, una acción insuficiente de la insulina o ambas cosas. 

La insulina es una hormona que tiene un papel crucial en el proceso metabólico y es producida por el páncreas. Esta hormona es imprescindible para la utilización de la energía que nos dan los alimentos que entran a nuestro cuerpo, ya que permite que la glucosa ingrese a las células del cuerpo proporcionando la energía necesaria para las actividades que el cuerpo debe realizar, desde pensar hasta caminar.

A pesar de que la diabetes puede provocar graves complicaciones de salud y la muerte prematura, las personas con diabetes pueden tomar algunas medidas para controlar la enfermedad y disminuir el riesgo de complicaciones.

 

TIPOS DE DIABETES

La diabetes tipo 1 era conocida como “diabetes mellitas” insulinodependiente (IDDM) o diabetes juvenil. 

La diabetes tipo 1 aparece cuando el sistema inmunológico del organismo destruye las células pancreáticas beta, las únicas células en el cuerpo que producen insulina que regula el nivel de glucosa en la sangre. Este tipo de diabetes por lo general afecta a niños y jóvenes, pero la enfermedad puede aparecer a cualquier edad. 

La diabetes tipo 1 representa entre un 5% y un 10% de todos los casos de diabetes. Los factores de riesgo de la diabetes tipo 1 pueden ser genéticos, ambientales y del sistema inmunológico.

 

La diabetes tipo 2 era conocida anteriormente como “diabetes mellitus no insulinodependiente” (NIDDM) o diabetes de los adultos. 

La diabetes tipo 2 representa entre un 90% y un 95% de todos los casos de diabetes. Por lo general comienza como una resistencia a la insulina, un trastorno en el que las células no usan la insulina adecuadamente. Al aumentar la necesidad de insulina, el páncreas pierde paulatinamente su capacidad de producir insulina. 

A la diabetes tipo 2 se le relaciona con la edad avanzada, obesidad, antecedentes familiares de diabetes, antecedentes de diabetes gestacional, tolerancia disminuida a la glucosa, falta de actividad física y raza u origen étnico. 

Es cada vez más común el diagnóstico de diabetes tipo 2 en niños y adolescentes.

 

La diabetes gestacional es un tipo de rechazo a la glucosa que se diagnostica a algunas mujeres embarazadas y ocurre con mayor frecuencia entre las afroamericanas y las latinas. También es más común entre las mujeres obesas y las mujeres con antecedentes de diabetes en la familia. 

Durante el embarazo, la diabetes gestacional debe ser tratada para normalizar los niveles de glucosa en la sangre de la madre y evitar complicaciones para el bebé. Después del embarazo, entre el 5% y el 10% de las mujeres con diabetes gestacional contraen la diabetes tipo 2. 

Las mujeres que tuvieron diabetes gestacional tienen entre un 20% y un 50% de posibilidades de contraer diabetes en los siguientes 5 a 10 años.

 

Existen otras formas específicas de diabetes que son el resultado de síndromes genéticos específicos como la diabetes que aparece cuando los jóvenes llegan a la madurez, cirugías, medicamentos, desnutrición, infecciones y otras enfermedades. 

Estos tipos de diabetes representan entre un 1% y un 5% de todos los casos. 

 

PREVENCIÓN O RETRASO DE LA DIABETES

Estudios descubrieron que cambios en el estilo de vida pueden prevenir o retrasar la aparición de la diabetes tipo 2 en los adultos de alto riesgo. Los cambios incluyen una dieta y una actividad física moderada (como caminar por 2 horas y media cada semana) y que pueden reducir la aparición de la diabetes, en un 58% en 3 años. 

Los estudios también han demostrado que las medicinas han tenido éxito en la prevención de la diabetes en algunos grupos de la población.

Por ahora no se conocen métodos para prevenir la diabetes tipo 1. 

 

TRATAMIENTO DE LA DIABETES

Personas con diabetes tipo 1 deben recibir insulina por medio de inyecciones o de una bomba para insulina. 

Personas con diabetes tipo 2 pueden controlar su glucosa en la sangre con una dieta estricta y un programa de ejercicios, al tomar medicinas por vía oral y mediante la pérdida de peso. 

También necesitan tomar medicinas para controlar el colesterol y la presión arterial. 

 

 

EDUCACIÓN Y RECURSOS SOBRE LA DIABETES

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)

800-CDC-INFO (800-232-4636

http://www.cdc.gov/diabetes/spanish/

 

Institutos Nacionales de la Salud (NIH)

Programa Nacional de Educación en Diabetes

800-860-8747

https://www.niddk.nih.gov/health-information/diabetes

 

Departamento de Salud de ARKANSAS (ADH) 

4815 West Markham Street

Little Rock, Arkansas 72205

1-501-661-2000 or 1-800-462-0599

http://www.healthy.arkansas.gov/ (también en español)

 

Edición de esta semana
CONTRATAR A PERSONAS QUE HAN SIDO MARGINADAS PODRÍA SER SOLUCIÓN PARA LA ACTUAL ESCASEZ DE TRABAJADORES
Estados Unidos sigue enfrentando una importante crisis de mano de obra. Son diversas las industrias que han sido golpeadas, por la falta de trabajadores que se sumen para hacer que las empresas funcionen como deben, o al menos como esperarían los empleadores.    / ver más /
La Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC) es la institución latina más antigua y más grande de los Estados Unidos con más de mil capítulos (consejos) en todo el país.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Se acerca la temporada navideña, pero por mucho que nos gustaría liquidar esta pandemia, esta no ha terminado. El clima más frío está empujando a la gente puertas adentro y han aparecido nuevas olas de infección. Las personas no vacunadas, combinadas con la disminución de la eficacia de la vacuna, están creando circunstancias para que el virus se propague más.   / ver más /