CINCO VECES MÁS MENORES INMIGRANTES DETENIDOS QUE HACE UN AÑO EN EE.UU. 
LAS TRABAS DEL GOBIERNO PARA LIBERAR A LOS NIÑOS QUE CRUZAN IRREGULARMENTE HA COLOCADO A LOS CENTROS TEMPORALES AL BORDE DE SU CAPACIDAD
14797A.jpg

El número de menores inmigrantes que se encuentran detenidos en EE.UU.  se ha disparado en el último año hasta cifras sin precedentes. En septiembre se llegó a los 12.800 menores inmigrantes detenidos. En mayo del año pasado eran 2.700, según cifras oficiales obtenidas de fuentes del Congreso. 

La causa no es un aumento de las llegadas de menores, sino el propio Gobierno, que cada vez pone más trabas a que esos menores salgan del sistema de detención.

Cuando un menor de edad cruza la frontera de forma irregular solo es detenido durante un periodo de tiempo que no puede superar los 20 días. Es el tiempo necesario hasta que se le encuentra sitio en el sistema de albergues y, eventualmente, una familia de acogida o un familiar que se haga cargo de él mientras se tramita su caso de inmigración. 

Estos no son las menores víctimas de la separación de familias puesta en marcha por el Gobierno de Donald Trump, sino los que llegan no acompañados, generalmente adolescentes.

Los trabajadores sociales que atienden inmigrantes aseguran que los centros de detención están casi al máximo de su capacidad y que es debido a que la Administración se ha convertido en un “cuello de botella”.

La agresividad del gobierno con los inmigrantes irregulares ha hecho que cada vez menos familiares se presenten para hacerse cargo de los menores. En muchos casos, estos niños llegan buscando a familiares que están a su vez también en situación irregular. El argumento del gobierno para retrasar estas entregas es la seguridad de los menores para no dejar a los niños en manos de mafias.

El pasado junio, el Gobierno anunció que aquellos familiares que vayan a hacerse cargo de los menores debían registrar sus huellas dactilares y que esos datos serían compartidos con las autoridades de inmigración. La medida, sumada a un proceso cada vez más completo y lento de examen de los familiares de acogida, está provocando un retraso de meses en liberar plazas en el sistema de albergues y, por tanto, también en los centros de detención, que se encuentran al 90% de capacidad.

El sistema de centros de detención se desbordó en 2014, cuando llegaron en un año más de 60.000 menores no acompañados. Desde entonces, se han construido nuevos centros y sin embargo se vuelve a encontrar casi lleno porque el gobierno actual no da salida a esos menores. 

La Administración de Trump quiere construir más centros de detención para aumentar la capacidad del sistema. 

 

Edición de esta semana
LA GENTE ESTÁ ADAPTÁNDOSE A LOS CAMBIOS CULTURALES NECESARIOS PARA PREVENIR LA INFECCIÓN
El gobernador Asa Hutchinson promocionó el progreso en los esfuerzos de vacunación contra el coronavirus de Arkansas, pero dijo que el estado necesita aplicar las vacunas a más residentes de 70 años o más antes de que pueda ponerlas a disposición de grupos de población adicionales, lo que espera hacer antes del 1 de marzo.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
A pesar de sus imperfecciones y fallos, las Naciones Unidas 76 años después de su fundación, sigue prestando importantes servicios a la humanidad   / ver más /