SIN JUGAR 668 DÍAS POR UNA BACTERIA QUE LE FUE “COMIENDO” EL TENDÓN
EL TORMENTO QUE PASÓ EL FUTBOLISTA ESPAÑOL SANTI CAZORLA
14784A.jpg

Santi Cazorla regresó al Villarreal después de pasar dos años sin jugar en Arsenal por culpa de una lesión que estuvo cerca de acabar con su carrera.

Considerado uno de los mayores talentos de la generación de oro del fútbol español, ganador de las Eurocopas de 2008 y 2012 con la Roja,

En ese período fue sometido a 11 operaciones para no solo salvar su carrera, sino también su pierna para que pudiera volver a caminar.

Nuevamente activo con un balón en sus pies, el pequeño jugador de 33 años contó el calvario que le tocó vivir cuando una pequeña lesión que sufrió en un amistoso en 2013 frente a Chile se transformó en un “caso de estudio” de la medicina.

Cazorla recuerda que en ese partido hace cinco años recibió una leve patada que rompió un pequeño hueso en su tobillo.

Eso no le impidió en un principio seguir jugando, pero con el paso del tiempo el dolor se fue intensificando hasta que una noche, en octubre de 2016, se hizo insoportable.

“Simplemente no sentía que quería jugar, por lo que decidí parar y encontrar una solución. No sabía en ese momento que so significaría que estaría dos años sin jugar” contó Cazorla.

Dos meses después fue sometido a su primera operación. Luego siguieron otras 10.

La última intervención la tuvo en mayo pasado, cuando los doctores terminaron de reconstruir su talón de Aquiles. “Ellos pusieron piel de mi brazo en el tobillo y de mi muslo en mi brazo. Por eso cada vez que me preguntan lo que me pasó termino diciendo que soy como un rompecabezas, con partes de mi cuerpo por todos lados”, bromeó.

“No es el tipo de lesión que sueles sufrir en fútbol, en la que una bacteria aparece y va comiendo 8 centímetros de tu tendón... para mí era un simple esquince de tobillo”.

Cazorla siente que su cuerpo es ahora un rompecabezas humano después  de pasar 668 días sin jugar.

Cazorla no tiene ningún tipo de resentimiento con Arsenal por los dos tormentosos años que vivió en Londres, donde no pudieron identificar las bacterias que le destruyó su tendón de Aquiles y que dejó su hueso como “una plastilina”.

Asegura que siempre estará “eternamente agradecido” al club y a su extécnico, el francés Arsene Wenger, quien le extendió un año su contrato pese a estar lesionado.

De regreso en su país, Cazorla supo gracias al doctor Mikel Sánchez la causa de lo que le estaba ocurriendo.

“Mi doctor en España dijo que nunca había visto dos diferentes bacterias que se comieran de 8 a 10 centímetros del tendón de Aquiles”, contó.

Si la bacteria hubiera sido identificada y contenida desde el primer día seguramente no hubiera pasado ni la mitad de lo que ocurrió, pero ya es imposible volver el tiempo, recapacita Cazorla, quien volvió a Villarreal. 

 

Edición de esta semana
CÓMO EVITAR FRAUDES Y ESTAFAS CUANDO COMPRA UNA PROPIEDAD
Por Michel Leidermann
EL LATINO ha tomado conocimiento de frecuentes casos de fraude contra familias latinas (algunos hasta perpetrados por propios latinos), en los cuales estas inocentes familias han perdido todo o invertido en una vivienda, y hasta la misma morada.   / ver más /
El 17 de septiembre a las 4:30 de la madrugada, el cuerpo de bomberos de Midway, en el condado de Baxter (con su capital Mountain Home), tuvo que enfrentarse a una extraña llamarada que apareció de un agujero en la tierra. Después de que el fuego se extinguió por sí mismo expertos intentan entender la razón del fenómeno.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Ninguna fuerza política tiene hoy el poder suficiente en EE.UU.  para cuestionar con éxito las bravuconadas de Donald Trump, pero hay un colectivo que está empezando a alzar la voz de forma espontánea y vigorosa: los estudiantes.    / ver más /