TRUMP CANCELA EL “TPS” DE LOS HONDUREÑOS Y LES DA HASTA ENERO 2020 PARA IRSE
MÁS DE 300,000 INDOCUMENTADOS DE HONDURAS, EL SALVADOR, HAITÍ Y NICARAGUA QUEDAN A LA DERIVA
14267A.jpg

Honduras se suma a países como El Salvador, Haití y Nicaragua a los que Trump les quitó el Estatus de Protección Temporal (TPS). Ahora tienen 18 meses para regularizar su estatus o abandonar el país. En total, más de 300,000 indocumentados de esos países quedarían sin protección.

Trump puso fin el viernes 4 al TPS para más de 56,000 hondureños, quienes tendrán 18 meses hasta el 5 de enero de 2020, para resolver su situación, informó el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) pero hasta que termine el plazo de estancia establecido, podrán seguir renovando sus permisos de trabajo.

"La decisión de terminar el TPS para Honduras se tomó después de una revisión de las condiciones ambientales relacionadas con el desastre en las que se basó la aprobación inicial para el TPS para hondureños en 1999 y una evaluación de si esas condiciones continúan existiendo tras el paso del huracán Mitch en 1998", dijo la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen M. Nielsen. Aseguró que las condiciones en el país "han mejorado notablemente".

El embate del huracán Mitch en Centroamérica dejó más de 10,000 muertos, la mayoría en Honduras, razón por la cual se otorgó protección temporal a los indocumentados hondureños que vivían desde ese entonces en EE.UU..

Desde que entró en vigor, había sido renovado ininterrumpidamente más de una docena de veces y en cada ocasión, los beneficiarios fueron sometidos a rigurosos chequeos.

En 1999 fueron protegidos un poco más de 86,000 inmigrantes sin papeles, pero esa cifra fue disminuyendo hasta los más de 56,000 que hay actualmente porque o perdieron el beneficio o legalizaron su permanencia.

Según la organización sin fines de lucro American Immigration Council, el 85% de los beneficiarios de TPS de Honduras trabajan. En un porcentaje similar se encuentran los inmigrantes indocumentados con TPS de El Salvador y Haití.

En su mayoría, los salvadoreños y hondureños trabajan en el sector de la construcción, mientras, los haitianos tienen empleos en restaurantes y negocios de comida, refiere el American Immigration Council.

En promedio, sus ingresos anuales están entre los $40,000 y $50,000, según cifras de 2017 de la oficina del Censo. Además, estima que uno de cada nueve centroamericanos beneficiarios de TPS trabaja por su cuenta con negocios que fundaron (27,000 en total) y generan puestos de trabajo para más personas.

Entre los ciudadanos de El Salvador, Honduras y Haití con TPS suman cerca de 206,000 hogares, y más de 30% son dueños de sus casas y pagan hipotecas. Viven concentrados, en su mayoría, en seis estados: California, Florida, Texas, Nueva York, Virginia y Maryland.

Y más allá de trabajar, luego de al menos 20 años de haber residido y hecho vida en EE.UU., todos los protegidos por el TPS, son además padres de aproximadamente de 273,000 niños de nacidos en EE.UU., y por lo tanto ciudadanos estadounidenses. 

 

Edición de esta semana
ESPECIALISTA HONDUREÑO EN ARKANSAS LIDERA INVESTIGACIÓN AGRÍCOLA
Por Michel Leidermann
EL LATINO continúa con su función de destacar a profesionales latinos en Arkansas para motivar a los jóvenes a estudiar y titularse como profesionales en distintas carreras universitarias, y avanzar más allá de la idea de muchos inmigrantes latinos que graduarse de la secundaria es el final de su educación.   / ver más /
El Día de los Caídos en Guerra o Memorial Day, es una fecha conmemorativa federal que tiene lugar el último lunes de mayo de cada año, con el objeto de recordar a los soldados estadounidenses que murieron en combate.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Quiero reconocer y aplaudir especialmente a los educadores en ocasión de celebrarse la Semana de Agradecimiento a los Maestros (del 7 al 11 de mayo). Hay innumerables situaciones en las que los gobiernos estatales trampean a los maestros con recursos insuficientes y como cabeza de turcos por las fallas educativas que los EE.UU. están sufriendo hace muchos años, demasiados, degradando y desgastando a los maestros que dedican sus vidas a educar a la próxima generación.   / ver más /