CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Médico boricua Ernesto Ruiz-Rodríguez
14190A.jpg

REEMPLAZO DE VÁLVULAS CARDÍACAS SIN CIRUGÍA MAYOR

Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto. 

Este tipo de cirugía menos invasiva permite a los cirujanos reemplazar la válvula dañada introduciendo un catéter por un vaso sanguíneo (muslo, cuello, brazo) sin hacer cortes. Un catéter es un tubo o sonda, generalmente largo, delgado y flexible, de diferentes materiales (goma, plástico, metal, etc.), que se usa en medicina y cirugía con finalidad terapéutica o diagnóstica: se introduce en un vaso sanguíneo (vena o arteria), órgano o cavidad para explorarlo, ensancharlo, desobstruirlo, evacuarlo o inyectarle un líquido. 

El primer reemplazo transcateter de la válvula aortica (TAVR por sus siglas en inglés) fue realizado en Francia en 2002, es decir muy recientemente. La estenosis aortica (AS por sus siglas en inglés) es una condición cardiaca que puede conducir a insuficiencia cardíaca y a la muerte si no es tratada. El riesgo de desarrollar AS aumenta con la edad. En los EE.UU. se estima que el 7% de las personas mayores de 65 sufre de esta condición y se estima que su prevalencia va a continuar aumentando.

De acuerdo con la Asociación Americana del Corazón (AHA), más de 800.000 muertes ocurren por causa de enfermedades cardiovasculares y otros 92 millones de personas viven con una enfermedad cardiovascular por los efectos posteriores a un ataque al corazón.

El proceso de la enfermedad cardiaca puede empezar con una placa en las arterias, causada por grasas, colesterol, calcio y otras sustancias que se encuentran en la sangre, aun desde niños, y muchas de sus causas están relacionadas con la genética, dieta, obesidad, falta de ejercicio y múltiples otros factores (fumar, alcohol en exceso, etc.). Pero los estudios han demostrado que personas que se incorporan y siguen un programa de buena salud, pueden recular y revertir la enfermedad.

En Arkansas, un cirujano pionero en el reemplazo de la válvula aortica del corazón por cirugía percutánea es el doctor Ernesto Ruiz-Rodríguez, de la clínica Arkansas Cardiology de Baptist Health en Little Rock.

Ruiz-Rodríguez, oriundo de San Juan en la Isla Encantada se graduó de la Universidad de Puerto Rico, Rio Piedras en 2001 con una Licenciatura en Ciencias Naturales. Posteriormente se alistó en el ejército donde sirvió en Operaciones Especiales y Paracaidistas.

Más tarde se graduó en 2008 de la Escuela de Medicina de la Universidad Central del Caribe en Puerto Rico. Luego completó su residencia en Medicina Interna en la Cleveland Clinic Foundation en Cleveland, OH y su beca de especialización (fellowship) en Enfermedades Cardiovasculares en la Universidad de Kentucky en Lexington, KY. Seguidamente se perfeccionó en Cardiología Intervencionista con otro fellowship en la Universidad de Arkansas para Ciencias Médicas (UAMS).

Ruiz-Rodríguez a continuación completó un año adicional con una beca de Cardiología Estructural y Cardiología Intervencionista Avanzada en la Universidad de Minnesota en Minneapolis, MN, especializándose en terapias valvulares transcatéter avanzadas, incluyendo el reemplazo valvular aórtico (TAVR), reparación percutánea de la válvula mitral (MitraClip), así como capacitación adicional en intervenciones de oclusión total crónica (CTO) y terapias de reanimación con oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO).

Su experiencia clínica también incluye Tomografía Computarizada Cardiovascular (TC Cardíaca), Ecocardiografía y Medicina Nuclear.

Pero no todo es trabajo. Ruiz-Rodríguez mantiene hobbies como profesional de buceo (divemaster) que inicio en su isla natal y paracaidismo que aprendió en el ejército.

EL LATINO entrevistó a Ruiz-Rodríguez para aprender más sobre las válvulas coronarias por su severo y amplio efecto entre las personas. El médico nos explica que el corazón está compuesto por 4 cavidades, dos atrios o aurículos (cavidades superiores) y dos ventrículos (cavidades inferiores). Existe una válvula en cada una de las cavidades. Cuando el corazón se contrae y se relaja, las válvulas se abren y se cierran, permitiendo, alternativamente, que la sangre pase entre los ventrículos y los atrios actuando como compuertas de entrada en un lado y de salida en el otro lado.

 

Las cuatro válvulas cardiacas son:

• Tricúspide: entre el atrio derecho y el ventrículo derecho.

• Pulmonar: entre el ventrículo derecho y la arteria pulmonar que permite llevar oxígeno a los pulmones.

• Mitral: entre el atrio izquierdo y el ventrículo izquierdo.

• Aórtica: entre el ventrículo izquierdo y la aorta.

 

Las válvulas del corazón pueden tener una o dos disfunciones:

• Regurgitación: no se cierran completamente, provocando que la sangre se devuelva en lugar de pasar a través de la válvula. Es más frecuente en la mitral.

• Estenosis: la abertura se estrecha o se daña o calcifica, impidiendo la salida de sangre y el corazón se ve forzado a bombear sangre con más fuerza. Es más frecuente en la aórtica.

 

Las válvulas del corazón pueden tener ambas disfunciones al mismo tiempo (regurgitación y estenosis) y más de una válvula se puede afectar al mismo tiempo. Cuando las válvulas del corazón no funcionan correctamente, las consecuencias para el corazón pueden ser graves y pueden causar falla cardíaca.

La cirugía u otros procedimientos se realizan para reparar o reemplazar una válvula dañada gravemente y que no funciona correctamente. Si el problema de la válvula es menor, se puede tratar con medicamentos. 

Si el cirujano puede reparar la válvula, sutura un anillo de plástico, de metal o de tejido alrededor de ella o reconstruye uno o más de los colgajos (chordae tendineae) de la válvula.

Las válvulas nuevas pueden ser:

·         Mecánicas: hechas de materiales artificiales, como metal (acero inoxidable o titanio) o cerámica. Estas válvulas son las que más duran, pero requieren medicamentos para diluir la sangre por vida.

·         Biológicas: hechas de tejido pericardio humano o animal (vaca o cerdo) que es una membrana fibrosa doble que envuelve el corazón. Estas válvulas duran entre 12 y 15 años.

El reemplazo percutáneo no requiere detener el corazón o el uso de una máquina cardiopulmonar. El reemplazo se realiza con más frecuencia para válvulas aórticas o mitrales gravemente dañadas. La técnica de reparación y reemplazo de válvulas por ser reciente, sigue avanzando rápidamente. 

 

14190B.jpg

ATAQUE CARDÍACO

El doctor Ruiz-Rodríguez, fue el orador principal en el recuente evento Vestido Rojo celebrado el sábado 24 marzo en Little Rock organizado por la Asociación Americana del Corazón, donde más de 400 latinas lo escucharon hablar sobre las enfermedades del corazón que son la causa #1 de muerte entre las mujeres latinas. Ruiz-Rodríguez habló sobre los hábitos de vida saludables que pueden reducir las posibilidades de estas enfermedades y explicó lo que es un ataque cardíaco que ocurre cuando el flujo de sangre que lleva oxígeno al corazón, se bloquea. El miocardio o músculo que bombea la sangre, queda privado de oxígeno y comienza a morir.

Cerca de una tercera parte de las personas que sufren un ataque cardíaco fallecen antes de llegar al hospital, y aproximadamente la mitad de las que mueren de repente a causa de complicaciones cardíacas, no habían presentado síntomas previos.

No todas las personas tienen los mismos síntomas. Pueden variar de una a otra. No siempre se presenta el dolor repentino que hace que la persona se agarre el pecho y se desplome. Los síntomas pueden ser mucho más sutiles. La angina, el principal síntoma del ataque cardíaco, viene de una palabra latina que no significa «dolor» sino «sofoco».

Los síntomas pueden empezar con un dolor en el pecho; falta de aire; mareos, cambios en el ritmo cardíaco, sudor frío súbito; incomodidad en el brazo, cuello, mandíbula, espalda o boca del estómago; parecer indigestión, acidez estomacal, náuseas; dificultad para respirar, sofoco o presión en el pecho.

Muchas personas se demoran en buscar atención médica porque creen que el ataque cardíaco siempre duele. Lo cierto es que, si se tiene alguno de estos síntomas durante 5 minutos o más, debe ir al médico de inmediato.

Las mujeres, los adultos mayores y los diabéticos tienen mayores probabilidades de presentar síntomas tenues o inusuales.

Cuando se presentan los síntomas procure que la persona se siente, descanse y mantener la calma. NO permita que le niegue los síntomas y lo convenza de no solicitar ayuda de emergencia. NO le dé nada por vía oral, a menos que le hayan recetado un medicamento para el corazón (como la nitroglicerina).

Las enfermedades cardíacas matan a más mujeres que el cáncer. En los EE.UU. cerca de una cada cinco mujeres mueren por una cardiopatía también llamada enfermedad cardiovascular que incluye las enfermedades que afectan los vasos sanguíneos que llevan la sangre a las distintas partes del cuerpo. 

Solo recientemente se ha reconocido la importancia de estas estadísticas, ya que hasta unos años el mayor énfasis por la muerte de mujeres se centraba en el cáncer, especialmente el de seno, con todo tipo de alertas y estudios. Ahora se está educando más y mejor a las mujeres.

Además, las mujeres parecen soportar mejor el dolor que los hombres, quizás por sus experiencias en los partos, y no reportaban inmediatamente síntomas sospechosos y por lo tanto no recibían el tratamiento a tiempo. Ahora esa situación, afortunadamente, está cambiando.

Numerosos estudios han mostrado un componente genético en los casos de hipertensión y diabetes tipo 2, factores relacionados con el desarrollo de la enfermedad cardiovascular. Si el padre y la madre, abuelo y abuela, han sufrido problemas cardiovasculares antes de los 55 años, el riesgo del hijo se incrementa un 50%.

Es muy importante disponer de un historial familiar ya que los antecedentes familiares son un elemento de riesgo no modificable en el posible desarrollo de una enfermedad cardiovascular. Las personas con predisposición familiar a padecer enfermedades cardiovasculares deben concentrar sus esfuerzos en el control de los factores sobre los que pueden actuar y que minimizan en gran medida el riesgo, como por ejemplo mantener de un estilo de vida saludable, no fumar, seguir una dieta equilibrada y practicar ejercicio físico regularmente. Hasta solo 10 minutos de caminata diaria, pueden ayudar mucho. Claro está, mientras más ejercicio, mejor.

El componente cultural, especialmente la alimentación es muy importante. Muchos latinos en sus países de origen comen a diario cosas que creen son naturalmente sanas, pero que contienen muchos carbohidratos y azúcar que no son demasiado saludables (arroz, batata, maíz, frijoles, bananas), por lo tanto, comerlos razonadamente es lo recomendable. 

 

14190C.jpg

TRASPLANTE DE CORAZÓN 

Otro aspecto extraordinario de Baptist Health que destaca el doctor Ruiz-Rodríguez, es que es el único hospital de Arkansas que realiza trasplantes de corazón y donde ya se han llevado a cabo más de 275 trasplantes con alrededor de 15 a 20 nuevas operaciones cada año. Otros hospitales pueden colocar una bomba externa o Dispositivo de Asistencia Ventricular o VAD, pero no hacen trasplantes.

El trasplante cardiaco es actualmente una técnica muy estandarizada para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca avanzada.

Los trasplantados una vez superado el primer año tras la operación, que es cuando más complicaciones pueden aparecer, como por ejemplo infecciones, tienen una calidad de vida cercana a la de la población general. En Baptist Health el 95% de los trasplantados superan el primer año, por encima de la media nacional del 90%.

Su esperanza de vida es de unos 13 años tras la operación, aunque en muchos casos es superior. Hay que tener en cuenta que los pacientes de trasplante cardiaco suelen estar por encima de los 60 años, por lo que su esperanza de vida asimismo depende de su envejecimiento natural.

Arkansas es muy afortunado de tener al doctor Ernesto Ruiz-Rodríguez trabajando en el Estado y tratando a los pacientes latinos en su propio idioma, en situaciones de enfermedades cardiacas que son la causa principal de muertes entre latinos. La prevención y el tratamiento a tiempo y adecuado reducen la incidencia de fallecimientos.

 

Edición de esta semana
CENTRO COMUNITARIO SEIS PUENTES
El pasado sábado 11 el Centro Comunitario y de Educación Seis Puentes (#4202 Camp Robinson Rd., North Little Rock) celebró con gran éxito e imponente asistencia de papás y alumnos, su feria de regreso a clases 2018 repartiendo mochilas y útiles escolares y tarjetas de regalo de WalMart a los presentes. / ver más /
El consulado de El Salvador en Dallas ((469) 274-2708 o 1-888-301-1130), a cargo de la cónsul Verónica Patricia Pichinte Cubillos, sostuvo un consulado móvil en el Centro Comunitario del Southwest en Little Rock (#6401 Baseline Road) los pasados días 10 y 11, entregando nuevos pasaportes así como registros de nacimiento, matrimonio y defunción; autorización para menores; registros y sobrevivencias; antecedentes penales y policiales. / ver más /
Los campistas latinos tienden a usar los servicios de acceso al internet para mantenerse conectados con sus empleos y cualquier persona que los necesita.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Un joven recién casado estaba sentado junto a su padre. Mientras el joven hablaba sobre la vida adulta, el matrimonio, las responsabilidades y las obligaciones, el padre le lanzó una mirada clara y seria y le dijo: “Nunca olvides a tus amigos, se volverán más importantes a medida que envejezcas. Independientemente de lo mucho que ames a tu familia, siempre necesitarás amigos. Recuerda juntarte con ellos ocasionalmente (si es posible), pero de alguna manera logra, mantenerte en contacto con ellos”.   / ver más /