ESTUDIANTES DE ARKANSAS SE UNEN A LA PROTESTA NACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA 
EN TODAS LAS ESCUELAS DE EE.UU. ESTUDIANTES SE MANIFESTARON PARA HONRAR A LAS VÍCTIMAS DE LOS TIROTEOS
14094A.jpg

Estudiantes de Arkansas se sumaron a los cientos de miles de estudiantes que salieron de sus escuelas el miércoles 14 por la mañana -algunos bajo amenaza de ser disciplinados- para recordar a las víctimas del tiroteo del mes pasado en Parkland, Florida, y pedir un mayor control de las armas.

En la Central High School de Little Rock, cientos de jóvenes se desplegaron frente a la histórica entrada del edificio justo antes de las 10 a.m. para el respaldar el movimiento nacional “National School Walkout” (marcha escolar nacional).

El superintendente del distrito escolar de Little Rock, Mike Poore había dicho anteriormente que los estudiantes no serían disciplinados por su participación, y que se hicieron arreglos para brindar apoyo y seguridad a los alumnos en las diferentes escuelas.

La directora de Central High, Nancy Rousseau, califico la demostración como una lección de historia "poderosa" que terminó con el lanzamiento de globos blancos.

La presidenta del gobierno estudiantil de Central High, Erin Farmer, se dirigió a sus compañeros diciendo "Ya es suficiente. Hemos perdido demasiados estudiantes por la violencia armada en las escuelas. Estamos aquí para tomar clases de matemáticas y ciencias. No deberíamos tener que tomar clases sobre cómo esquivar las balas. Somos jóvenes. Se supone que debemos venir aquí para aprender, no para perder nuestras vidas".

Los estudiantes de Central High llevaban pancartas y lanzaban gritos como  "Libros y no balas", "Así es la democracia", "Central High está con Parkland", "No ignoren la salud mental" y "Armen a los maestros con conocimientos, no con armas".

El National School Walkout, fue promovido por Empower, el ala juvenil de la organización Women's March que llevó a miles de mujeres a Washington D.C. el año pasado, y se realizó justo a los 30 días del ataque del 14 de febrero en la escuela Marjory Stoneman Douglas, cuando un ex estudiante, Nikolas Cruz de 19 años, mató a 17 personas.

Las manifestaciones duraron 17 minutos en las escuelas de todo el país que el miércoles conmemoraron a las 17 víctimas y llamaron la atención sobre la inacción de; congreso y del presidente Trump para detener la violencia armada en las escuelas que pone en peligro a estudiantes y profesores y afecta a todas las familias y comunidades.

Los estudiantes de otras escuelas del Distrito Escolar de Little Rock, también participaron en diferentes tipos de demostraciones. Los estudiantes de Hall High lanzaron globos en forma de corazón, y en J.A. Fair High se realizó una asamblea conmemorativa.

Decenas de miles de jóvenes en todo el país, abandonaron por un tiempo las clases para exigir acciones contra la violencia armada, en una de las mayores protestas estudiantiles desde la era de Vietnam.

En Washington, los estudiantes se reunieron en las afueras de la Casa Blanca y observaron 17 minutos de silencio, un minuto por cada uno de los muertos en Florida, sentados en el suelo dando la espalda a la Casa Blanca.

También se reunieron en auditorios y gimnasios o se alineaban en los pasillos, a las 10 a.m. hora local donde al menos por 17 minutos guardaron silencio.

Una y otra vez, los estudiantes declararon que demasiados jóvenes habían muerto y que estaban cansados ​​de ir a la escuela con miedo a ser asesinados.

Los manifestantes pidieron se aprobaran medidas como controles de antecedentes más estrictos sobre las compras de armas y la prohibición de armas de asalto como la utilizada en la masacre de Florida.

En algunas escuelas, los directores y/o juntas escolares aplaudieron a los estudiantes por tomar una posición contra la violencia, mientras que en otras amenazaron con castigarlos disciplinariamente.

Ya se está planificando otra manifestación masiva, la March for Our Lives (Marcha por nuestras vidas), que se espera atraiga a cientos de miles de participantes a la capital del país Washington D.C. el próximo sábado 24 de marzo. 

 

Edición de esta semana
MUERE GEORGE BUSH PADRE, EL PRESIDENTE QUE SELLÓ EL FIN DE LA GUERRA FRÍA
George Herbert Walker Bush murió el viernes 30 a la edad de 94 años. Hubo temores de que después de que su esposa, Barbara, muriera en abril, Bush también podría morir. Fue ingresado en el hospital con una infección de la sangre el 23 de abril, un día después del funeral de la exprimera dama, y permaneció allí durante 13 días.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Donald Trump hizo campaña para los candidatos republicanos en las elecciones intermedias de noviembre con un solo logro legislativo importante: un gran recorte de impuestos para las corporaciones y los ricos.    / ver más /