ESTADOUNIDENSES FESTEJAN EL DÍA DE LOS PRESIDENTES
EL TERCER LUNES DE FEBRERO SE HONRA A LOS PRESIDENTES DE LOS ESTADOS UNIDOS 

Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln. 

El Día de los Presidentes se creó para celebrar el natalicio del padre de la patria y primer presidente de los Estados Unidos de América, George Washington. Washington nació el 22 de febrero de 1732. En su cumpleaños en 1796, esa fecha se convirtió en el día festivo conocido como el Natalicio de Washington. Sin embargo, los estadounidenses lo celebraron como día festivo recién en 1832, cien años después de su nacimiento. En 1885, el entonces Presidente Chester Arthur aprobó una ley declarándolo feriado federal.
Abraham Lincoln, fue el siguiente presidente en ganar un respeto similar al obtenido por Washington. Lincoln nacido el 12 de febrero de 1809, su cumpleaños se celebró por primera vez en 1865, al año siguiente de su asesinato y entonces muchos estados lo adoptaron como un día festivo legal en reconocimiento por haber terminado la guerra civil entre los Estados del Norte y del Sur.
En 1968, el Congreso aprobó una ley para que todos los días festivos a nivel nacional fueran los días lunes, incluido el cumpleaños de Washington, para así crear un fin de semana largo de tres días. 

13955B.jpg
George Washington

En 1971, el presidente Richard Nixon combinó los cumpleaños de Washington y Lincoln en el Día de los Presidentes a celebrarse cada tercer lunes de febrero. 

En la actualidad, el Día de los Presidentes está visto como un día festivo que rinde homenaje a todos aquellos que han servido al país como presidentes. 

 

ABRAHAM LINCOLN LUCHÓ PARA EVITAR QUE LA ESCLAVITUD SE PROPAGARA HACIA EL SUR DEL RÍO BRAVO

TAMBIÉN LINCOLN LE TENDIÓ UNA MANO A BENITO JUÁREZ

En una cabaña de madera enclavada en una finca de Kentucky, nació Abraham Lincoln, un presidente que, además de cambiar el curso de la historia de EE.UU. con su emancipadora campaña contra la esclavitud, dejó un legado poco conocido en América Latina.

Lincoln se opuso a una amenazante política en los Estados del Sur que proclamaba el derecho divino de EE.UU.  de conquistar y anexar los territorios de Canadá, Cuba y Centroamérica por los “filibusteros”, donde podrían reinstaurar la esclavitud en lo que se conoció como la doctrina del Destino Manifiesto.

Lincoln jugó un papel trascendental para evitar que EE.UU. propagara la esclavitud a toda América Latina, pero más particularmente a México y Centroamérica.

13955C.jpg
Abraham Lincoln

Los estadounidenses han perdido de vista que también luchó para evitar que la esclavitud se propagara hacia el sur del Río Bravo, donde la mayoría de los países ya la habían abolido.

Lincoln combatió el filibusterismo bajo la premisa, de que EEUU debía ser un modelo para otros países.

Lincoln se opuso a un paquete legislativo que proponía una reforma por la cual la esclavitud podría implantarse en cualquier territorio adquirido por EE.UU..

Como representante en la Cámara (1847-49), Lincoln se opuso a la guerra de EE.UU. contra México (1846-48) y cuestionó la veracidad de los argumentos del entonces presidente estadounidense, James Polk, para justificar tal invasión.

Como presidente, a pesar de estar enfrascado en la cruenta guerra civil, Lincoln le tendió una mano a Benito Juárez enviándole armas y municiones para defenderse de la invasión francesa.

En América Latina la imagen de Lincoln es relativamente desconocida pero el valor de su obra política, debe buscarse más allá de la libertad de los esclavos negros. Lincoln fue el unificador de dos sectores del país que tenían dos modos de producción aparentemente irreconciliables, el Sur agrario y el Norte industrial y financiero.

Antes del estallido de la Guerra Civil, varios aventureros del Destino Manifiesto invadieron México y Centroamérica en una serie de operaciones quijotescas ejecutadas por legiones de mercenarios financiados por empresarios pudientes.

William Walker, uno de ellos, invadió Nicaragua y se hizo nombrar presidente en 1856. Quería convertir a ese país y al resto de Centroamérica, en “despensas’’ de esclavos dominadas por blancos a quienes consideraba superiores. El ejército centroamericano lo expulsó pero Walker invadió Centroamérica de nuevo varias veces. Fue fusilado en 1860 en Honduras.

Pese a sus ideales abolicionistas, algunos historiadores le reprochan a Lincoln haber propuesto la creación de colonias de negros en Liberia, el Caribe y América Latina 

siendo deportados desde EE.UU.. Haití y Panamá fueron seleccionados como destinos de colonización negra.

Sus defensores sostienen que era un político conciliador que sabía que en un país dividido no era conveniente avanzar a marchas forzadas. 

Lincoln odiaba la esclavitud, pero sentía que el gobierno de EE.UU. no tenía derechos legales para ponerle fin. Creía que la esclavitud era como un cáncer, cuya metástasis podría evitarse y que finalmente desaparecería por su propios medios.

 

Edición de esta semana
MUERE GEORGE BUSH PADRE, EL PRESIDENTE QUE SELLÓ EL FIN DE LA GUERRA FRÍA
George Herbert Walker Bush murió el viernes 30 a la edad de 94 años. Hubo temores de que después de que su esposa, Barbara, muriera en abril, Bush también podría morir. Fue ingresado en el hospital con una infección de la sangre el 23 de abril, un día después del funeral de la exprimera dama, y permaneció allí durante 13 días.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Donald Trump hizo campaña para los candidatos republicanos en las elecciones intermedias de noviembre con un solo logro legislativo importante: un gran recorte de impuestos para las corporaciones y los ricos.    / ver más /