DECLINAN SEPARAR A FAMILIAS Y NIÑOS QUE CRUCEN ILEGALMENTE LA FRONTERA
EL CAMBIO ES FRUTO DEL DESCENSO DRÁSTICO DEL NÚMERO DE INDOCUMENTADOS QUE CRUZAN DESDE MEXICO. KELLY ADMITE QUE NO HABRÁ UN MURO DE COSTA A COSTA
12903A.jpg

El secretario de Seguridad Interior, John Kelly, reveló el miércoles 5 que el Gobierno estadounidense dio marcha atrás y ha descartado implementar una política de separación de los menores que, junto a sus padres, cruzan ilegalmente la frontera de México a EE UU.

A principios de marzo, Kelly dijo que estaba considerando la separación con el objetivo de desalentar la inmigración irregular y como parte de la política de mano dura migratoria de la Administración de Donald Trump. 

El Partido Demócrata y organizaciones sociales alertaron de que la separación podría vulnerar derechos humanos y propiciar traumas psicológicos duraderos.

Durante un testimonio de casi dos horas en el Senado, Kelly explicó que la separación no sería rutinaria y que solo tendría lugar si la “situación en el momento lo requiere” y la “vida del niño estuviera en peligro”, por ejemplo, si una madre estuviera enferma o fuera adicta a drogas. Sin embargo, aclaró que esa es una orden “verbal” y declinó crear un protocolo que precise en qué casos sí podría tener lugar la desunión de padres e hijos.

El Departamento de Seguridad Nacional comentó que el cambio de criterio es fruto del descenso drástico del número de indocumentados que cruzan desde México. La policía fronteriza estadounidense detuvo en marzo a 16.600 sin papeles, lo que supone la cifra más baja en 17 años, según explicó Kelly.

La caída también afecta a las familias con niños. En marzo se arrestaron a 1.100 familias y a unos 1.000 menores no acompañados, muy por debajo de los cerca de 16.000 y 7.000 respectivamente en diciembre.

Actualmente, padres e hijos pasan juntos un máximo de tres semanas bajo custodia de las autoridades y se les permite quedarse hasta que se resuelva el caso de su entrada ilegal.

La Justicia estadounidense formuló en julio 2016, que los niños deberían ser liberados lo antes posible, pero no obligaba a que los padres también lo fueran. Para cumplir con ese fallo, el Gobierno de Barack Obama estableció que padres e hijos no podían pasar más de 21 días en un centro de detención migratoria.

Por otra parte, John Kelly, reconoció en la misma comparecencia en el Senado, que “es improbable que construyamos un muro, una barrera física, de costa a costa y de puro concreto en la frontera con México.

Kelly admitió que un muro de cemento a lo largo de los más de 3,000 kilómetros de frontera con México es irrealizable: “Estamos mirando a todo tipo de variaciones como por ejemplo vallas metálicas, drones, etc., indicó Kelly. No descartó que en algunas partes no haya muro alguno y la seguridad fronteriza dependa de un refuerzo de medidas de vigilancia.

Además, Kelly también reconoció que existen puntos donde la construcción no será posible por el relieve geográfico, como en el cañón del Río Bravo, o porque existen zonas administrativas especiales que no lo permitirán, como las reservas indias. 

 

Edición de esta semana
FAMILIAS LATINAS ASISTEN AL JAMBOREE DE CHILDREN’S INTERNATIONAL en little rock
La a organización Children’s International junto con la Universidad de Arkansas en Little Rock (UA-LR), y la Junior League de Little Rock, entregaron gratuitamente mochilas, libros y materiales escolares a cientos de niños de familia de bajos recursos que asistieron al gran Jamboree anual en el Centro Jack Stephens (estadio cubierto) y estacionamiento al aire libre en recinto universitario, el pasado sábado 12 de agosto.   / ver más /
La Red de Televisión Educativa de Arkansas, AETN (canal 2), continúa en agosto con sus programas de “EL LATINO” en español esta vez discutiendo la grave situación de crímenes en Arkansas y en particular aquellos en contra de los latinos    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Cuando buscaba la candidatura republicana, Trump ya encendió la polémica cuando reprendió a la reportera televisiva Megyn Kelly, por considerar que había ella sido demasiado dura con él durante un debate televisado. “Le brotaba sangre de los ojos, le brotaba sangre de... cualquier parte”, la insultó. Aquellas palabras, por el tono y el contexto, se interpretaron como una referencia a la menstruación y la alteración hormonal. La presentadora le había hecho mención precisamente por otras groserías de Trump, que había llamado “gorda” y “cerda” a la actriz Rosie O’Donell, en otras ocasiones.    / ver más /