ESTADOS UNIDOS CONTRIBUYÓ A LA CREACIÓN DE ESTADO ISLÁMICO
EL GRUPO EXTREMISTA NACIÓ EN UNA PRISIÓN ESTADOUNIDENSE “CAMP BUCCA” EN EL DESIERTO DE IRAK.
11242A.jpg

La prisión Camp Bucca, situada a las afueras de la ciudad sureña de Basora, fue considerada la cárcel modelo de EEUU, con unidades habitacionales de cemento y techo de madera, actividades gestionadas por los propios reclusos, y derecho a visita familiar y atención médica.

En abril de 2003, cuando los estadounidenses tomaron el control del campo de detención, lo rebautizaron en honor a Ronald Bucca.

Llegó a tener 27.000 detenidos repartidos en 24 campos y clasificados con trajes de colores según su estatus; muchos de ellos transferidos de Abu Ghraib tras el escándalo por torturas y abusos a prisioneros.

Por sus instalaciones pasaron, entre otros, nueve miembros de la cúpula de Estado Islámico.

El líder del grupo yihadista, Abu Bakr al-Baghdadi, autoproclamado califa y “líder de todos los musulmanes”, por ejemplo, permaneció en Camp Bucca cinco años. Lo trasladaron tras detenerlo en Fallujah, al oeste de la capital, Bagdad, en febrero 2004.

Tenía 33 años y no habían pasado muchos meses desde que ayudara a fundar Jeish Ahl al-Sunnah al-Jamaah, un grupo militante que había echado raíces en las comunidades sunitas alrededor de su ciudad natal, Samarra. Pero el grupo que ayudó a fundar no era muy conocido, así que llegó a la prisión con perfil bajo. 

Allí, en Camp Bucca, Al Baghdadi coincidió con el que después sería su número dos, Abu Muslim al-Turkmani, así como con el experimentado militar Haji Bakr, hoy fallecido. También permaneció en el campo de detención Abu Qasim, líder de los combatientes extranjeros.

Y los analistas señalan que es probable que estos hombres fueran extremistas cuando entraron en la prisión, pero seguro que lo eran cuando salieron de ella.

“Estos extremistas estaban básicamente gestionando una universidad para entrenar terroristas en nuestras propias instalaciones” Además, los analistas concuerdan con que el campo de detención no fue un lugar para la radicalización, sino también para la colaboración.

De acuerdo a los analistas, cada grupo le ofreció al otro aquello de lo que carecía. Así, los yihadistas aprendieron de los ex -baazistas habilidades para organizarse y disciplina militar. Y estos, por su parte, encontraron un propósito en los militantes islamistas.

El Estado Islámico es un grupo que en pocos meses amasó una fortuna calculada en US$2.000 millones, controla amplios territorios de Siria e Irak con unos ocho millones de habitantes, tiene en nómina a unos 50.000 combatientes, utiliza con gran destreza las redes sociales con objetivo propagandístico, y a cuya llamada han acudido a hacer la yihad unos 12.000 militantes extranjeros.?

 

Edición de esta semana
GOBERNADOR ASA HUTCHINSON MANTIENE SU PLAN DE REABRIR LAS ESCUELAS EN AGOSTO
En su conferencia de prensa del martes 21, el gobernador Asa Hutchinson mantuvo su plan de reabrir las escuelas a la instrucción en persona en agosto mes, incluso cuando un grupo de pediatras en Arkansas, desaconsejó hacerlo en muchos de los condados del Estado.   / ver más /
Por Michel Leidermann El representante por 30 años, John Lewis (D-GA), quien falleció el pasado viernes 17, es recordado con justa razón como un defensor de los derechos civiles y del derecho al voto durante toda su vida. Lo que menos se sabe es que fue uno de los más valientes y consistentes defensores de políticas migratorias justas y humanas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El presidente Donald Trump, empujado a regresar a la sesiones informativas televisivas por su popularidad cayendo en picada y el desplome de la confianza del público en su manejo de la pandemia, finalmente favoreció el uso de mascarillas, semanas después de que líderes estatales, municipales y locales habían suplicado a sus residentes que usaran mascarillas para frenar la propagación descontrolada del Covid-19.   / ver más /